Febrero 12, 2012

Equidad 0-1 Millonarios: la tercera fecha fue la vencida para el azul

Una vez más Millonarios empezó ganando un partido de esta Liga Postobón 2012, pero a diferencia de lo que le sucedió contra Santa Fe y Huila, que le empataron para dejar las cosas 1-1 en los dos partidos anteriores, Equidad adoleció de pegada y, además, se estrelló con un Nelson Ramos enorme que fue la base del triunfo 1-0.

Fue un partido muy táctico y de mucho manejo en el medio campo, en el que los locales trataron de demostrar que su transformación de pretemporada va en serio. Una vez más vimos a un equidad con buen manejo de pelota, con Motta generando fútbol para las descolgadas de Hinestroza y Guazá Lucumí, pero de nuevo el equipo de Alexis García pecó por su falta de pegada.

Ni siquiera el ingreso de un clásico 9 de área como Mario Giménez fue suficiente para acabar el buen trabajo de la pareja Ithurralde-Franco (a la cual los partidos le están sentando para verse sólida y eficiente) y, sobre todo, con la imagen redentora de Nelson Ramos, siempre presente cuando equidad fue más que sus zagueros.

Por supuesto, no es del todo bueno que la figura de Millos sea su arquero y muestra que algo no se hace bien, pero hay cosas para destacar: el debut de Yhonny Ramírez en el medio se notó, pues no sólo acompañó a Ortiz en la recuperación sino que tuvo una clara visión de campo para ser el primer pase; Mayer Candelo es el motor del equipo pero la caja de velocidades es Omar Vásquez, cuyos cambios de ritmo sn fundamentales, y vale la pena destacar lo de Osorio Botello.

El delantero ingresó al minuto 13 de la segunda parte por un Matías Urbano que se ve pesado y que sólo tuvo una opción clara en la primera mitad (un intento de taco que no le salió), y a los siete minutos estaba celebrando. El hombre que llegó de Perú hizo un movimiento genial, una diagonal endiablada que dejó parada a la defensa de Equidad y que aprovechó un pase en globo absolutamente magistral de Vásquez para el gol de la victoria.

Equidad, que por momentos fue más, no tuvo eso: careció de pegada y por eso perdió. No importa cuánto tuviera la pelota y lo bien que la moviera Motta (al que después del gol azul le pusieron al lado a Fran Pacheco sin mayor éxito), o la salida de Giraldo, González o Andrade; Equidad necesita con urgencia un killer de área, un delantero de poder... o bueno, no volver a enfrentar a Ramos en una gran tarde.

Millonarios llegó a cinco puntos y llega con la moral en alto al clásico de la cuarta fecha contra Atlético Nacional, mientras Equidad se quedó con dos unidades y con un solo gol en tres fechas de campeonato.