Febrero 26, 2012

Itagüí no cree en nadie: derrotó 0-1 a Cali y asumió el liderato

Una vez más el técnico Hernán Torres dio cátedra de cómo parar un equipo en el terreno de juego.

Las ‘águilas doradas', que no se amedrentan en ningún estadio del país, propinaron el zarpazo letal en la segunda parte para llevarse el máximo botín del Pascual Guerrero y aguar la fiesta que había montado el Cali con motivo del regreso del arquero Farid Mondragón.

Entendiendo muy bien que la necesidad de triunfo corría por parte del Cali, Itagüí se dedicó en la primera mitad a cerrarle los espacios a su adversario y a conducirlo lentamente a la desesperación.

El equipo de Rubén Darío Insúa lucía atropellado. Solo la sociedad de Álvaro Domínguez y Félix Micolta, tirado este domingo por la banda derecha, logró mover en algo la defensa ‘dorada'.

Precisamente la dupla entre los volantes ‘verdiblancos' llevó al minuto 22 a que el Cali se acercara a abrir el marcador. ‘Caracho' recibió el servicio en el área por parte de Micolta y remató de pierna izquierda, sin que su disparo llevara la dirección deseada.

Itagüí no se quiso quedar atrás y respondió con un desborde en velocidad de Carlos Arboleda, quien tras ganar la última línea sirvió el balón al segundo palo en donde estaba en inmejorable posición de anotar Anderson Zapata. El volante, ante la proximidad de Mondragón pareció intimidarse y terminó enviando el balón por encima.

Hasta ahí el juego era parejo. Los equipos pasaban rara vez de los tres cuartos de terreno y el corte en mitad de campo se hacía reiterativo por las infracciones.

Sin embargo, todo cambiaría al minuto 37 cuando Diego Peralta, en una jugada irresponsable con su equipo, vio la tarjeta roja y dejó al Cali con un hombre menos.

Para terminar de agravar el infortunio ‘azucarero', el también defensor Camilo Ceballos se resintió de una vieja lesión en la rodilla y debió terminar rengueando la primera etapa. Así, todo quedaba servido para que las ‘águilas' cazaran a su rival en la parte complementaria.

Cali, sin más remedio que recomponer su defensa, envió tras el descanso intermedio al terreno de juego a Germán Mera por Gustavo Biscayzacú, y a Yerson Candelo en lugar de Luis Payares.

Mermado en ataque y a merced de su rival, los ‘verdiblancos' emplearon el pelotazo aéreo en busca de la cabeza de Cristian Nazarit como una de sus pocas armas para arrimarse a predios de Robinson Zapata.

Itagüí, por su parte, soltó más a sus laterales y empezó a visitar con mayor frecuencia el área rival. Mondragón, que en el primer tiempo había tenido muy poco trabajo, debió exigirse ante un remate de Carlos Arboleda y dos de Viáfara.

Pero el siempre serio y seguro ‘Turco' no podría hacer nada al minuto 60 para evitar la anotación de Itagüí, que se gestó con un centro desde izquierda por parte de Joe Louis Raguá y se complementó con la perfecta definición de Viáfara.

Con el 0-1, al Cali  no le quedaba otra que arriesgar más. Los ‘azucareros', con más ganas que orden, y en medio de un monumental aguacero, buscaron a la desesperada una igualdad que nunca llegó por el buen control que le dio al juego su rival, porque ‘Caracho' Domínguez no estuvo fino en los tiros libres cerca del área y porque en una de sus pocas opciones, a Jair Iglesias le sacaron un remate que llevaba sello de gol.

El resultado de este domingo dejó muy mal parado al equipo caleño en la Liga Postobón. Los 'azucareros', que enfrentarán en la sexta fecha como visitantes al Boyacá Chicó, marchan en la decimoquinta posición con solo 4 puntos. 

Por los lados de Itagüí todo es alegría,  ya que recuperó el liderato y se mantiene invicto. Los 'dorados' ahora tendrán que pensar en defender su posición de privilegio ante Junior en Barranquilla. 

Conozca acá las estadísticas del juego.

Temas relacionados: