Febrero 27, 2012

La mala hora del Cúcuta Deportivo: entre la quiebra y el descenso

Las cosas no pueden ser peores por el lado rojinegro. La goleada sufrida en Bogotá frente a Equidad dejó golpeado al grupo de jugadores, y el propio técnico Juan Carlos Díaz aceptó el mazazo: "Nosotros los entrenadores siempre debemos tener preparada la maleta.
Solo teniendo proyectos serios como el de Equidad, el resto dependemos
de los resultados. El grupo no se puede dejar caer por este resultado".

Pero si en lo deportivo hay crisis, en lo administrativo hay una negra tormenta. El superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez Cabrera hizo públicas las deudas que tiene el club por más de $17.000 millones, y advirtióque a este paso es muy posible que el equipo deba ser liquidado para el segundo semestre.

Lo curioso del asunto es que Golcaracol.com había buscado a las cabezas de Coldeportes para que le explicaran a la opinión pública cómo el Cúcuta podía arrancar el campeonato si estaba sancionado por el nuevo Departamento Administrativo del Deporte la Educación Física y
la Recreación debido a sus múltiples deudas y retrasos en pagos de
salarios, parafiscales e impuestos.

En su momento, justo antes de que empezara el torneo, Alexandra Herrera Valencia, jefa de la oficina de Inspección, Vigilancia y Control de Coldeportes, dijo que el Cúcuta sí podía jugar pues se está cumpliendo con los términos legales, que incluyen notificación,
respuesta y ahora la reposición que, como le dijo Germán Hernández,
gerente motilón, a Golcaracol.com, le daría dos meses más de tranquilidad
al club pues la entidad supervisora tiene ese tiempo para dar respuesta
a las pruebas aportadas desde Norte de Santander.

Pues bien, antes de un mes la cosa explotó. Y aunque la dirigencia del Cúcuta insiste en que la democratización de la Sociedad Anónima es la salida y el proceso legal de reposición a la suspención de Coldeportes sigue su curso, el tiempo se agota, la ley está encima y, lo peor del asunto, el descenso también.

Cúcuta Deportivo iguala con Patriotas en 93 puntos, apenas dos más que el colero de la tabla de descenso que es Real Cartagena.