Marzo 11, 2012

De Millonarios, los topes salariales y su mal rendimiento

Haber ganado la Copa Postobón con contundencia frente al Boyacá Chicó, jugar dos semifinales de Liga contra La Equidad y Junior, respectivamente, y demostrar un nivel futbolístico más que aceptable en 2011, ilusionaron a los hinchas ‘embajadores' con un nuevo año de ensueño bajo la dirección técnica del venezolano Richard Páez.

Sin embargo, la salida de pilares fundamentales del onceno capitalino como su capitán y máximo referente, Rafael Robayo, el defensor venezolano Alejandro Cichero y el goleador Edinson Toloza representó para la administración del club el duro reto de encontrar los remplazos adecuados.

El comité deportivo del club ‘embajador', con Javier Álvarez a la cabeza y asesorado por el venezolano Páez, contrataron una serie de jugadores que, concluidas siete fechas de Liga, han jugado poco o nada. Esos futbolistas son: Orlando Berrío, Wilberto Cosme, Matías Urbano, Yhonny Ramírez, Ezequiel Brítez, Leonardo Castro, Humberto Osorio Botello, Ignacio Ithurralde y Hárrison Otálvaro.

El diario El Espectador publicó este domingo un estudio en el que muestra el alto costo que representa para el cuadro capitalino tener a los jugadores llamados a poner a Millonarios en lo más alto del fútbol colombiano.

Por ejemplo, Matías Urbano recibe al mes 21 millones de pesos, sin contar el valor de su préstamo por un año que ascendió a 90 millones más. Lo más decepcionante es que el ‘pescadito' no ha marcado ningún gol hasta la fecha.

El estudio hecho por El Espectador reveló también los 17 millones mensuales que devenga Humberto Osorio Botello, así como los 156 que costó su cesión por un año.

Peor es el caso de jugadores como Leonardo Castro y Hárrison Otálvaro, quienes no han jugado ni siquiera más de un partido completo y que ganan 16 y 15 millones de pesos, respectivamente.

Yhonny Ramírez, una de las fichas más esperadas por la hinchada azul y llamado a ser el sucesor de Robayo, costó 210 millones de pesos y devenga 14 millones de pesos mensuales de salario.

La investigación de El Espectador reveló igualmente que la nómina de 30 futbolistas y siete miembros del cuerpo técnico de Millonarios cuesta 530 millones de pesos mensuales.

Sobre las escandalosas cifras y el mal desempeño del equipo en 2012, 7 puntos de 21 posibles, el expresidente del club, Eduardo Silva, manifestó que "los resultados del último año avalan su desempeño; tenemos presiones para traer a otros jugadores, pero existe una estructura salarial para dar un buen nivel de administración a todos nuestros futbolistas".

Sin embargo, y contradiciendo las palabras de Silva, no todo fue color de rosa en Millonarios durante el 2011 como la opinión pública y la hinchada pensó. El Espectador obtuvo el balance general del club a diciembre del año pasado. Las cifras muestran que el equipo arrojó una pérdida de $1.553 millones.

A pesar de los malos resultados deportivos y despilfarros económicos, Millonarios se sigue ilusionando con una, al parecer, cada vez más lejana estrella 14, que viene buscando desde hace 28 años.