Marzo 17, 2012

Medellín remó, remó y remó y le ganó 2-1 al Once Caldas

Deportivo Independiente Medellín fue amo y señor del partido. Le apostó a la victoria y se llevó los tres puntos. Tuvo que remar, eso sí, para llegar a su segunda victoria al hilo. Once Caldas llegó al Atanasio Girardot y en medio de la pereza y la tacañería por poco se lleva los tres puntos.

El triunfo ‘poderoso' fue apretado por voluntad propia. El gol es una materia que todavía les cuesta a los de Hernán Darío Gómez. El equipo va, desborda, mete centros, prueba de media distancia, proyecta los laterales...hace mucho y celebra poco.

Por ejemplo, este sábado, Jonathan Estrada probó de lejos, de tiro libre, dentro del área y cuando no interfirió el portero Luis ‘Neco' Martínez fue el palo el que le dijo no. El ‘Pelado' fue el motorcito rojo junto al mechudo William Arboleda.

No le ayudó al Medellín la terrible actuación de Francisco Peñuela, el juez central que se comió dos penaltis claros: uno en el primer tiempo por falta sobre Santiago Tréllez y otro en el complemento tras mano de Diego Amaya en el área.

Once Caldas sacó provecho parcialmente de esos errores. Jugó al error rival, tuvo cuatro opciones en todo el partido y marcó un gol. A los 49', Jefferson Cuero recibió dentro del área, metió el pase de la muerte y John Freddy Pajoy definió a puerta libre. Sí, el visitante ganaba en el Atanasio Girardot.

Medellín se asustó pero no se vino abajo. Continuó el monólogo confiado en que alguna emoción le depararía el destino. Y fue así, pero gracias a ‘Neco' Martínez, quien empañó la que era una gran noche con un error fatal. A los 70 minutos, Arboleda cobró un tiro libre al segundo palo, salió mal el arquero albo, la bajó Santiago Tréllez y la empujó el brasileño David Rancán.

El bajón anímico de Once Caldas se sintió cinco minutos después, cuando Felipe Pardo luchó un balón entre los centrales y fue derribado por Emanuel Acosta. El mismo delantero pidió la pelota para cobrar el penalti, en busca de acabar su enemistad con el gol. Cobró bien el chocoano, puso el 2-1 y acabó una racha de 12 partidos sin marcar. Fue su segundo tanto en 51 encuentros.

La victoria, hasta ahí merecida, no terminaría de ser tranquila para el rojo. Leyton Jiménez fue expulsado y Once Caldas se abalanzó contra el pórtico de ‘Brecas'. Rancán casi marca un autogol al despejar mal un balón que se estrelló en el palo y Dayro Moreno y Mario González no supieron definir acciones increíbles.

No hubo más. Peñuela pitó y Medellín sumó tres puntos más en la tabla. Lento pero seguro va el equipo de bolillo Gómez, que ya lleva nueve unidades en la tabla y el próximo fin de semana enfrentará de nuevo al Atlético Nacional.

Pompilio Páez vive lo contrario. La goleada al Cúcuta fue efímera y su cabeza vuelve a estar a las órdenes de las directivas. El subcampeón suma seis puntos de 24 posibles y preocupa, además, el nivel de algunos jugadores. Quindío será el juez de los albos en la fecha 9.

Repase todos los datos del juego en Medellín aquí http://golcaracol.com/detallepartido?game=136575&cup=colombia

Temas relacionados: