Abril 7, 2012

Tolima 2-2 Boyacá Chicó: Los ‘pijaos’ son los nuevos caciques de la Liga Postobón

El estadio Manuel Murillo Toro abrió sus puertas por recibir a dos equipos con realidades y objetivos totalmente diferentes. Los locales llegaban a su estadio como colíderes del torneo, pero con el afán de mejorar su juego en casa, ya que de seis partidos jugados en el Manuel Murillo Toro, tan solo habían ganado dos.

Pero el objetivo más importante del Deportes Tolima era salir de su campo como lider de la Liga Postobón, algo que no sería tan fácil ya que al frente estaba un Boyacá Chicó que pisaba territorio ‘pijao' con la necesidad de sumar tres puntos para salir del fondo de la tabla y reponer los perdidos en encuentros pasados.

Con el silbato de Óscar Gutiérrez, se dio inicio al encuentro que empezó con una llegada clara de Cristian Marrugo a los 30 segundos, pero que se encontraba con un Cristian Bonilla atento que respondió con seguridad.

Los primeros 25 minutos fueron dominio del Deportes Tolima que intentó por todos los medios vulnerar el arco boyacense, pero la falta de definición y el desacuerdo entre los jugadores impidió que se concretara alguna jugada ofensiva.

Con el dominio de los locales, los dirigidos por Alberto Gamero se vieron obligados a buscar salida por los costados del campo, el punto débil del Tolima, consiguiendo inquietar el arco de Antonhy Silva, pero el portero paraguayo respondía de la mejor manera.

Esa actitud que Gamero buscaba en sus jugadores iba ser opacada al minuto 39 por un tiro de esquina cobrado por Danovis Banquero y muy bien aprovechado por Gustavo Bolívar, que llegó de atrás a buscar el balón para mandarlo de un cabezazo al fondo del arco boyacense.

El gol marcado por Bolivar despertó el desespero de Gamero en el final de la primera parte, pues Chicó no encontraba la manera de inquietar con peligro el arco tolimense y descuidaba su defensa, dando opciones a Robín Ramírez de probar los reflejos de Cristian Bonilla, quien se convertía en la figura del encuentro.

El silbato indicó el final de la primera parte y con ello llegaron las protestas fuera de lugar de los jugadores boyacenses.

El Deportes Tolima salió al segundo tiempo con la misma actitud con la que finalizo la primera parte, la insistencia por marcar y dominar el balón destacaron el juego en el Manuel Murillo Toro. Cristian Bonilla, la figura del encuentro, seguía salvando a los de Alberto Gamero.

El contragolpe y el balón parado fueron los fuertes de Tolima en un medio campo dominado por Gustavo Bolivar y Cristian Marrugo, quienes eran los pioneros de cada una de las jugadas ofensivas de los locales, y terminaban en los pies de Robín Ramírez, que no encontraba la manera de concretar.

Por su parte, Boyacá Chicó intentó en varias ocasiones reaccionar pero una defensa segura cerraba el camino de gol de los visitantes, que jugaban con más ganas que fútbol. Estas fueron suficientes para que en un tiro de esquina, Hameiler Rivas se adelantara a la defensa local y anotara de cabeza el empate dejando sin opción al portero Silva (1-1).

A pesar de que el gol fue un golpe anímico para el Tolima, Andrés Andrade y Robín Ramírez decidieron tomar las riendas del equipo, y al minuto 76 un pase exquisito de Andrade fue clave para que el delantero paraguayo parara el balón con el pecho y, sin dejar caer el esférico, lograra definir y vulnerar a Bonilla para así gritar el gol de lo que todos asumían como una victoria y poner su nombre como el goleador de la Liga Postobón.

Los últimos minutos del partido fueron marcados por el afán de Chicó de empatar y del Deportes Tolima de celebrar, cosa que iban a lograr los visitantes en el tiempo de reposición con un potente disparo de tiro libre de James Castro, el cual selló el empate y el final del encuentro.

 

Temas relacionados: