Abril 14, 2012

27 minutos le bastaron al Chicó para aplastar al Cúcuta 5-2

Alguna vez, por allá en el 2006 y 2007, existió un equipo rojinegro, poderoso, exitoso. Un club que al ritmo de su afición brillaba en todas las canchas del país. Que alzó una copa Mustang y llegó a semifinales de Libertadores. Un Cúcuta Deportivo que contagiaba.

Hoy, o por lo menos en el torneo actual, ya no existe. El equipo que deambula por los estadios de Colombia no es el mismo de hace unos años. Hoy es comandado por un técnico como Oscar Quintabani que en cuatro partidos no ha ganado un punto.Cuatro derrotas consecutivas, el último lugar del torneo y el primero en la tabla del descenso, hacen olvidar al ‘doblemente glorioso’.

Y eso que este sábado hubo una ilusión. Cúcuta Deportivo, que empezó perdiendo con gol de José Erick Correa al minuto 38, dio vuelta y se puso 1-2 con anotaciones de Luis Núñez (45’) y Luis Iriarte (54’). Se asomaba el primer triunfo ‘motilón’ en la era Quintabani.

Todo cambió con la expulsión del buen arquero Williams Buenaños, quien interceptó un balón con las manos fuera del área. Con uno más, Boyacá Chicó se tomó confianza. Cerró el arco del recién ingresado Carlos Barahona.

La resistencia no duró mucho. El guardameta Barahona fue sacrificado con cuatro goles en 19 minutos: James Castro (63’), Jeysen Núñez (69’), José Erick Correa (72’) de nuevo y Elvis Perlaza (78’) no solo remontaron el marcador sino que convirtieron el partido en una faena, en un paseo.

Cúcuta, que en algún momento soñó con una victoria, salió con la frente debajo de un estadio, otra vez. Hay rumor de descenso en la frontera.

El panorama para el equipo boyacense mejora, radicalmente. Respira y ahora con 14 puntos se ubica parcialmente a uno del puesto ocho. Hay esperanza de clasificación en Tunja.

Revise las estadísticas del partido aquí http://golcaracol.com/detallepartido?game=136614&cup=colombia