Mayo 27, 2012

Millonarios se despidió sin vergüenza y con protestas de los hinchas

Este domingo se vio en El Campín otra tarde gris. Por el clima y por el ambiente propiciado por las tres mil personas que se acercaron al estadio bogotano para ver el encuentro que cerró la participación de Millonarios en la Liga Postobón. Los asistentes mostraron su inconformidad con la actualidad deportiva de la institución ‘embajadora' y, especialmente, con la figura de Javier Álvarez, manager deportivo y responsable directo de las malas contrataciones este semestre.

A las afueras del escenario y en su interior, antes de que la Policía las retirara, se leyeron pancartas con frases como: "Estamos enriqueciendo a una administración que no quiere hacer crecer a su equipo"; "Sólo corren a cobrar $$$" y "El Dorado jugaba por honor, ustedes por dinero". Barras tradicionales como Trinchera Norte, Azul Profundo, Barra del Búfalo y Danza Azul, incluso, ubicaron sus banderas al revés en señal de protesta.

Y en la cancha, Millonarios no fue capaz de despedirse con dignidad. Este domingo, más que durante todo el torneo, se vio un equipo sin alma, sin peso, sin amor propio ni respeto para los aficionados. El elenco que dirige Richard Páez se topó con un táctico Patriotas que lo ahogó en sus propias carencias y se llevó los tres puntos gracias a un cabezazo del paraguayo Marco Lazaga.

Al final, los números dan cuenta de una campaña tristísima: 20 puntos, producto de cuatro victorias, ocho empates y seis derrotas. A eso hay que sumarle el evidente divorcio de la hinchada con los directivos y el técnico Richard Páez.

Justamente, el técnico venezolano dejó sobre la mesa su partida en la rueda de prensa posterior a la derrota. "Debemos ofrecerle disculpas al hincha. Me voy con cara de vergüenza al ver este equipo, el del segundo tiempo (...) Lamentamos porque Millonarios solo jugó en el primer tiempo. Fue una pésima despedida" , comentó Páez a los medios de comunicación.

Agregó su respectiva crítica al departamento deportivo de Millonarios con la siguiente respuesta: "solo tuvimos un refuerzo que dio la talla. No tuvimos la capacidad de aumentar el nivel del equipo este semestre".

Las palabras de Richard Páez casi que sentencian su salida de Millonarios luego de dos años. En cualquier caso, la noticia debería oficializarse en el transcurso de la semana que llega, según le comentó el presidente Felipe Gaitán al Golcaracol.com.