Mayo 27, 2012

‘Harakiri’ boyacense: Chicó le quitó el cupo en cuadrangulares a Patriotas

Las matemáticas le jugaron una mala pasada a Boyacá. La combinación de números y resultados que dejó la fecha 18 le regaló un tiquete en cuadrangulares al Boyacá Chicó pero al mismo tiempo privó al Patriotas.

Ambos ganaron, hicieron lo suyo y llegaron a 27 puntos, aunque la diferencia de gol terminó desequilibrando la balanza hacia los ‘ajedrezados' que, vencedores 2-0 ante Santa Fe en Tunja, llegaron a +4 y quedaron en la séptima posición.

El balance de -4 en el promedio de anotaciones privó al Patriotas de Miguel Augusto Prince de las semifinales, a pesar de ganar en Bogotá a Milllonarios por 0-1, con gol de Marco Lazaga.

Un carrusel de emociones

La de este domingo será una jornada inolvidable para Boyacá Chicó y Patriotas, según su propia situación.

Los de Alberto Gamero, que llegaban en el octavo puesto, recibían al clasificado Santa Fe en Tunja con la necesidad de una victoria para confirmarse. Casi no lo logran. Los ‘ajedrezados' se dieron el lujo de errar un penalti al minuto 5 en los pies de James ‘Taganga' Castro, en un triste cobro que por poco llega a Sogamoso.

Tuvieron que esperar 74 minutos para que Jeysen Núñez abriera el marcador con un cabezazo en el segundo palo luego de un tiro de esquina. El tanto llegó cuando Deportivo Cali ya le ganaba a Equidad cómodamente y los sacaba.

Mientras, en Bogotá, Patriotas hacía lo suyo ante Millonarios con un cabezazo de Marco Lazaga (66') pero no le alcanzaba porque Junior conseguía una victoria en Manizales.

Sin embargo, se presentó el milagro para los de Miguel Augusto Prince: un gol de Diego Amaya para el Once Caldas marcaba el 2-2 ante los ‘tiburones' y en la frontera Cúcuta daba la vuelta el marcador y le ganada 2-1 al Deportivo Pasto.

En ese momento, Boyacá tenía a sus dos equipos en cuadrangulares. Chicó firmó el 2-0 con un penalti de Edwin Móvil y en Bogotá terminaba el partido con un 0-1 para Patriotas.

Pero la historia no iba a tener un final feliz para los rojos. Cuando ya celebraban en El Campín, desde el estadio General Santander llegaba el grito de gol del Deportivo Pasto, gracias a Víctor Zapata, en el minuto 93. Así fue: en el último suspiro Patriotas quedó eliminado. Lo condenó la pésima diferencia de gol que logró tras 18 partidos, la misma que su rival de patio sí logró dejar a su favor.

Este domingo en Boyacá, la alegría es ajedrezada y la tristeza ‘escarlata'.

Temas relacionados: