Junio 29, 2012

El nuevo presidente del DIM le propuso a 'Bolillo' que se quede; el DT lo está pensando

En una rueda de prensa, Gómez aclaró que desea una estadía corta en Medellín, según él, "no mayor a un año, lo ideal sería dos o tres semanas", y aprovechó para renunciar anticipadamente cuando deje bien parado al equipo.

Gómez declaró que pondrá "una firma interventora para que diga con exactitud lo que el conjunto antioqueño debe para poder empezar a cancelar", pero aseguró que la única solución es vender lo más pronto posible.

También habló de la buena disposición para ayudar al club en Coldeportes y la Federación Colombiana de Fútbol y aseguró que hablará con el alcalde y el gobernador, y que con el refuerzo de los medios de y los hinchas se podrá hacer que las empresas inviertan para sacar al ‘poderoso' de la crisis financiera y deportiva que afronta.

Por eso hizo un llamado a la gente, al sector público y a todo aquel que crea puede aportar algo positivo al equipo, asegurando que el rojo de Antioquia "no puede jugar en la segunda división en sus 100 años".

Con respecto a los antiguos inversionistas, aseveró que "por lo que vi en Twitter, los fanáticos están inconformes e incrédulos y les doy la razón porque nadie los quiere ni les cree".

En la parte deportiva aseguró que está cerca de conseguir recursos porque "me reuniré con el Bolillo Gómez para pedirle que acompañe al equipo en el proceso asegurando seis u ocho refuerzos, que podrá escoger él, para hacer un equipo competitivo y darle garantías".

El recién posicionado presidente del DIM finalizó diciendo que los $8.000 millones que supuestamente debe el equipo son una mentira porque "la contabilidad del Medellín está maquillada, la deuda real es de $18.000 millones" y espera conseguirlos para pagarle a los jugadores y que no lo reciban con un paro.