Julio 4, 2012

0-1: Cali derrotó a Huila pero no le alcanzó para llegar a la final

A pesar de haber jugado uno de los peores partidos bajo el mando del colombo-uruguayo Comesaña, y de ser sometido por su rival durante cerca de 75 minutos, Cali sacó los tres puntos en el estadio Guillermo Plazas Alcid.

Su arquero Faryd Mondragón, que se hizo más grande que de costumbre, y la buena fortuna del juvenil delantero Perea, al que le rebotó un balón en su espinillera después de pegar en el palo para irse al fondo de la red, fueron los artífices de la celebración azucarera.

En el primer tiempo Huila dominó por completo a su rival. Los ‘opitas', con la carga anímica de haber llegado al partido con siete fechas sin conocer la victoria y eliminados con antelación de la lucha por el título, arremetieron con toda sus fuerzas a través de los buenos pases de su armador Sebastián Hernández y los remates de Milton Rodríguez y Armando Carrillo, precisamente tres exDeportivo Cali.

Cali, por su parte, que sí tenía opciones de avanzar a la gran final, lució totalmente desconocido; muy lejano al conjunto aguerrido de unas fechas atrás. Parecía como si la derrota del pasado domingo 1-0 ante Tolima le hubiera mermado la ilusión de mantenerse en carrera por la clasificación.

Sin embargo, Mondragón no había bajado los brazos y con espectaculares cuatro atajadas hizo que el representativo vallecaucano se fuera al descanso intermedio con su arco en cero.

Para la segunda parte, Cali salió un poco más convencido de atacar y al minuto 55 después de repartirse el manejo del balón con su rival, llegó por primera vez con peligro sobre el arco de Luis Estacio, quien debió estirarse para evacuar el balón disparado por Gustavo Cuellar.

Huila no quería perder el dominio del juego y con nuevo remate de Carrillo exigió una vez más a Mondragón. Cali estaba contra las cuerdas. ¿Podría Faryd salvar durante toda la noche a su equipo?, parecían preguntarse los desesperados seguidores ‘opitas'.

Y la respuesta no solamente sería sí, para su desgracia, sino que, además de eso, Cali al minuto 64 alcanzó el tanto del triunfo tras una descolgada de Félix Micolta por derecha, remate abajo del volante y estrellón del balón en el palo para que Perea muy cerca a la línea de gol solo tuviera que empujarlo al fondo de la red.

Con el tanto en contra, Huila se desordenó y empezó a dar espacios en su zona defensiva. Micolta y el uruguayo Gustavo Biscayzacú tuvieron en sus botines oportunidades de ampliar la cuenta, pero fallaron ante la buena reacción de Estacio.

Cali no había clavado la puntilla y Huila tomaba un segundo aire. Los dirigidos por el ‘Matemático' Néstor Otero pusieron el resto de la ‘carne sobre el asador' y a través de Edison Palomino y el recién ingresado al juego Alejandro ‘La Bomba' Vélez' intentaron por última vez la paridad. El resultado de sus acercamientos: Faryd Mondragón convertido en una pared para devolver los balonazos, el último de ellos, con la cara. 

Ya no había mucho por hacer por parte del Huila. El tiempo se acababa lentamente y la desesperación crecía cada vez más. Fue tal la impotencia de los ‘amarillos' que Hugo Soto se hizo expulsar de forma directa tras una entrada violenta en el medio del campo.

Cali se llevó así el máximo botín de Neiva para llegar a 8 puntos, los cuales al final no le alcanzarían para seguir soñando con ser finalista, luego de que en la ciudad de Pasto el equipo que lleva el mismo nombre derrotara 3-1 a Tolima y se quedara con el cupo.

Siga el minuto a minuto de este partido aquí.

Temas relacionados: