Julio 5, 2012

Reviva la clasificación de Santa Fe a la final: ¡carrera por el septimazo!

Hay una ilusión en Bogotá. Pintada de rojo y blanco por un equipo que hace 37 años no levanta la copa del fútbol profesional colombiano. Santa Fe, el mismo que en el inicio del Torneo Apertura por poco despide a su técnico, tomó revancha de la amargura de diciembre de 2011 y ahora sí puede decir que es finalista.

El camino, antes culebrero y rocoso, hoy cuenta que el segundo mejor de la fase ‘todos contra todos' solventó con tranquilidad el cuadrangular B y en la quinta fecha llegó a 13 puntos, le sacó siete a Boyacá Chicó y llegará con el alma en el escudo a la primera final, el miércoles 11 en Pasto.

La historia también dictará que Jónathan Copete, un muchachito de 24 años que hace dos años nadie conocía en el fútbol colombiano, se vistió de héroe para marcar dos golazos en la fría noche capitalina. El primero de cabeza (29') y el segundo de media distancia (58').

La polémica no faltará al citar una acción de gol de Equidad que el árbitro Sebastián Restrepo no convalidó.

Sin embargo, para los hinchas de Santa Fe, hay una sola verdad, legítima: la séptima vuelve a estar cerca tras siete años desde la última final ante Nacional.

Así fue el partido

Roce, tensión, pierna fuerte, dientes apretados... el panorama no comenzó bien para la escuadra ‘cardenal', que entró inocente en el juego que propuso de Equidad.

El libreto inicial tardó 22 minutos en cambiar, una vez los de Wilson Gutiérrez tomaron la manija del encuentro en los pies de Gerardo Bedoya. En ese minuto, el goleador Diego Cabrera vio su primera posibilidad, bien salvada por Julián Mesa. El arquero de Equidad, justamente, se hizo importante en el primer tiempo al desviar sendos disparos de Juan Daniel Roa.

No pudo hacer nada el guardameta vallecaucano al minuto 29', cuando en un tiro libre impecable de Omar Pérez, el movedizo Jónathan Copete se elevó para conectar de cabeza y abrir la cuenta en El Campín. El tanto, eso sí, le sacará canas a Alexis García por el terrible error de marca en su defensa.

Santa Fe se relajó con la ventaja. O tal vez voluntariamente le entregó la responsabilidad de atacar a un equipo que como Equidad se estructura de atrás para adelante. Y en ese esquema los verdes de Bogotá fueron anémicos: tenían el balón, llegaban hasta tres cuartos pero no remataban.

Con el inicio del complemento pareció variar la situación para los visitantes en El Campín. Alexis García envió a John Viáfara por Freddy Hinestroza y casi por coincidencia, a los 46', Equidad alcanzó el 1-1. Lo hizo en un tiro de esquina en el que Quiñónez soltó la marca de Roman Torres y el panameño, sin pensarlo dos veces, aprovechó para meter un cabezazo certero.

Ahora los ‘aseguradores' se habían tomado confianza y parecían ir por más. Pudieron tomar ventaja, pero el árbitro Sebastián Restrepo, inexplicablemente, le anuló un tanto válido a Carmelo Valencia. En la jugada, al minuto 51' no hubo ni falta sobre Camilo Vargas, ni mano de ‘Tutunendo y mucho menos fuera de lugar.

Los reclamos de Equidad pronto aparecieron y se incrementaron a los 58' con un remate potente, de media distancia, a media altura, que Jónathan Copete clavó en el arco de Julián Mesa. Equidad pudo irse en ventaja pero ahora perdía 2-1.

Para colmo de males, cuatro minutos más tarde y de una forma inexplicable, irresponsable, Víctor Giraldo pisó a Luis Carlos Arias y vio el cartón rojo directo. La expulsión, de paso, sacó a los verdes del partido y al tiempo hizo claro dominador a Santa Fe. La final roja estaba demasiado cerca.

Tuvieron que pasar 30 minutos para que finalmente los 35 mil hinchas que acompañaron al rojazo en El Campín celebraran. Lo hicieron con la garganta a explotar, el puño en alto y un corazón tan ilusionado como comprometido. Faltan 180 minutos para la séptima.

El dato: Gerardo Bedoya y Germán Centurión se perderán la segunda final. Este jueves se acumularon en tarjetas amarillas y deberán pagar sanción en Bogotá, pues el comité de penas y sanciones se reunirá hasta el miércoles y la pena aplicará 48 horas después.

La figura: Jónathan Copete, irreverente y ahora goleador, descifró un partido vital para Santa Fe con dos bonitas anotaciones. Ya lleva seis en el torneo.

La cifra: fácil de recordar para los hinchas de Independiente Santa Fe: 37 años sin ser campeón. Una palabra que podrían gritar el próximo 15 de julio en El Campín.

Reviva las estadísticas y el minuto a minuto del juego acá.