Julio 11, 2012

Julián Quiñones, el joven capo y salvador de Santa Fe

Tiene 22 años, pero jugó la final como si tuviera todos los torneos del fútbol profesional colombiano encima. Julián Quiñones, tal vez la más grata revelación de Santa Fe en este semestre, tuvo un buen partido en Pasto y fue para Gol Caracol la figura del juego de ida por la gran final de la Liga Postobón.

Su labor como defensa central fue notable: enfrentó a Edwards Jiménez, uno de los goleadores del torneo con 9 anotaciones, y lo neutralizó. Pero además siempre quiso salir jugando, empujando al equipo y, como si fuera poco, se vistió de héroe.

Omar Pérez había hecho figura a José Cuadrado con una bola cruzada al 42, y mientras los hinchas del Pasto alababan a su arquero y los de Santa Fe maldecían su suerte, en el tiro de esquina posterior Quiñones se levantó enorme, monumental, sacándole casi medio cuerpo a Marino García, para sentenciar el 1-1 con un martillazo delicioso que, a la postre, tiene abierta la final.

Ahora Quiñones asumirá el reto de ser el comandante de la defensa cardenal en el duelo de vuelta, por la ausencia de Centurión. La verdad, esta vez mostró, de nuevo, que tiene todas las condiciones para lograrlo. Por algo Freddy Rincón, ahora empresario y buscando jugadores en el país, ya empezó a averiguar por él...