Julio 15, 2012

Omar Pérez: alma, corazón y cerebro de Santa Fe campeón 2012

Los títulos de Santa Fe en 1966, 1971 y 1975 estuvieron marcados por la magia y goles de Alfonso ‘El Maestrico' Cañón, quien es y será el ídolo más grande de la hinchada ‘cardenal' que disfrutó de su talento en 504 partidos y celebró 146 de sus tantos. Ahora 37 años después y de la mano de un genio llamado Omar Pérez, los ‘leones' volvieron a gritar ¡campeones!.

Santiago del Estero, Argentina, dio a la luz un 29 de marzo de 1981 a Omar Sebastián Pérez, el último gran ídolo de la hinchada de Santa Fe y motor de la séptima estrella del equipo rojo.

El primer semestre del 2012 será inolvidable para el ‘Bocha' ya que por fin cuajó una temporada maravillosa con los ‘cardenales'. Se escapó de las molestas lesiones para ser gran figura del equipo al convertirse en el socio ideal de todos sus compañeros y además aportar nueve importantes goles que forjaron la alegría más grande de los rojos en 37 años.

Sus pinceladas de talento, sus pases gol, sus cambios de frente y sus anotaciones enamoraron a una hinchada que nunca va a olvidar que Omar Pérez en cuatro se metió en sus corazones y los puso a soñar con un título que se acercó en dos oportunidades 2010 y 2011, pero que Tolima y Once Caldas respectivamente, mataron esa ilusión. La tercera fue la vencida y en 2012, el argentino lideró al club a la anhelada séptima estrella.

Los hinchas de Santa Fe siempre tendrán en su memoria que en 2009 en su primer año en el equipo, Pérez los llevó a ganar la Copa Postobón, curiosamente ante el Pasto, el mismo rival de esta gran final de la Liga.

En el corazón ‘cardenal' quedará el día en que el argentino le mostró su amor al club al bajarse el salario a la mitad para ayudar al equipo en una crisis económica que vivió en el segundo semestre de 2010.

Y cómo olvidar aquel 9 de noviembre de 2011, cuando su abuelo Elio Alfonso Pérez murió trágicamente mientras se dirigía a Buenos Aires para ver a su nieto jugar los cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Vélez Sarsfield. Ese día Omar pudo decir no quiero jugar, sin embargo saltó a la cancha, se batió como un león y marcó un gol que en ese momento significaba el 2-2 parcial de los rojos y el paso a la semifinal del torneo. Al final los argentinos ganaron 3-2 y eliminaron a Santa Fe. De esa noche, el hincha ‘cardenal' tendrá en la retina las lágrimas del ‘Bocha' y los besos al cielo para su abuelito.

Son tantas historias y anécdotas las que giran alrededor del crack de Santa Fe y sus cuatro años en el club. Pero la que se contará siempre es que un calvito argentino que jugaba con el 10 llevó a los ‘leones' a festejar su séptima estrella.

Temas relacionados: