Julio 26, 2012

Así se armó Cúcuta para salvar la categoría en un estadio extraño

Hasta el momento al conjunto ‘rojinegro' han llegado 12 jugadores nuevos, entre los que se destacan dos uruguayos y un argentino.

Pero no solo los nuevos aires han soplado por el lado de sus futbolistas. Debido a la adecuación del estadio General Santander de la ciudad de Cúcuta para los próximos Juegos Deportivos Nacionales, el representativo nortesantandereano debió buscar refugio en Yopal, Casanare, para disputar sus partidos como local en el estadio Santiago de las Atalayas.

Objetivo:

Salvar la categoría.

Refuerzos:

Daniel Malrechauffe
(defensa, de Danubio de Uruguay), Henry Hernández (delantero, del heredia de Guatemala), John Lozano (defensa, del New England Revolution), Mateo Fígoli (volante, del Danubio de Uruguay), Emanuel Molina (volante, Vitória de Guimarães de Portugal), Juan Camilo Angulo (defensa), Edwin Rivas (defesa del Real Cartagena), Javier Valencia (volante) , José Escobar (arquero, del Depor Agua Blanca), Javier Flores (volante, Barranquilla), Jairo Patiño (volante, de Nacional), Luis Estacio (arquero, del Huila).

Bajas:

Martín García (delantero), Luis Núñez (defensa, al Medellín), Jorge Bolaños (volante), Jimmy Asprilla (defensa, al Pereira), Tommy Tovar (delantero) y Jairo Suárez (defensa, licenciado), Williams Buenaños (arquero, Huila).

El técnico:

Campeón con el Deportivo Pasto en 1997 y bicampeón con Atlético Nacional en el 2007, Oscar Héctor Quintabani recibió desde la octava jornada de la Liga Postobón I las riendas del Cúcuta Deportivo.

Aunque bajo el mando del colombo-argentino el equipo sumó solo 7 puntos de 42 posibles, las directivas del club mantuvieron la confianza en él para que evite la caída a la Primera B, categoría en la que ya estuvieron los ‘motilones' en 1996 y de 1997 II a 2005.

Actualmente, en la tabla del descenso, Cúcuta tiene 5 puntos de desventaja frente a Real Cartagena, 10 ante Quindío, 11 respecto al Medellín y está a 12 del Patriotas.

¿A qué juega?

Cúcuta buscará darle identidad a su juego, solidez a la defensa tras ser el equipo que más goles recibió en el primer torneo del año (35), y mayor efectividad en ataque, luego de marcar solo 12 tantos en los 18 partidos disputados.

Once ideal:

Luis Estacio, Edwin Rivas, Malrechauffe, Sebastián Botero, Mauricio Duarte, Carlos Caicedo, Edwin Del Castillo, Eduardo Sarabia, Emanuel Molina, Mateo Figoli y Henry Hernández.