Julio 26, 2012

Así se armó Boyacá Chicó: un equipo ‘exótico’ con dos europeos a bordo

Objetivo:

Sumar el mayor número de puntos posibles que le permitan llegar a las últimas instancias del fútbol colombiano, pelear por el título o un cupo a torneos internacionales. Actualmente ocupa la sexta plaza en la tabla de la reclasificación con 34 unidades, 13 menos que el líder de la misma y campeón de la Liga Postobón I, Santa Fe.

Refuerzos:

Jhon Jans Gualé Barros (delantero, del Centauros), Grenddy Perozo (Defensa, de Olimpo de Bahía Blanca Argentina), Arnulfo Beitar Córdoba (defensa, del Bogotá FC), Andre Krul (arquero, Valletta FC de Malta), Andrew Eugene Sepuya (delantero, FK Borac ?a?ak de Serbia)

Bajas:

Cristian Bonilla (arquero, al Nacional), Pedro Pino (defensa, libre) y Mario García (defensa mexicano, libre), Alexander Del Castillo (volante) y Alfredo Padilla (delantero, Carabobo de Venezuela).

El técnico:

Alberto Gamero es toda una institución en el conjunto ‘ajedrezado'. Bajo su mando, a partir del segundo semestre de 2006, el equipo ha sido siempre protagonista de los torneos, alcanzó cupo a la Copa Libertadores de 2008 y celebró su primer título en el Torneo Apertura colombiano durante el mismo año.

Amigo de sus jugadores, disciplinado tácticamente y exponente de un fútbol aguerrido, el samario da pasos de gigante hacia nuevos galardones.

¿A qué juega?

Boyacá Chicó se caracteriza por ser muy fuerte en el medio del campo. Aprovecha la altura de Tunja para desprenderse rápido en ataque y desgastar a sus rivales. En calidad de visitante se agrupa bien en su zona defensiva. Generalmente utiliza un sistema táctico de 4-2-3-1.

Once ideal:

Andre Krul, Andrés Sarmiento, Jhonny Mostacilla, Juan Galicia, Grenddy Perozo, Diego Chica, Yeison Gordillo, Juan Alejandro Mahecha, Edwin Móvil, Óscar Restrepo y Juan David Pérez.