Julio 29, 2012

Millonarios le "inauguró" el título a Santa Fe con un buen 2-0

El destino disfrazado de calendario de la Dimayor quiso que Santa Fe estrenara su título, la estrella 7 que se demoró casi 37 años en conseguir, justo frente a Millonarios, el mayor doliente del semestre pasado pues un campeonato cardenal mete presión, no sólo por ser el vecino, el rival eterno, sino porque los 24 años sin vuelta olímpica pesan más cuando al lado hay una con las huellas aún frescas.

Pero el fútbol, vestido esta noche de azul y rojo, sentenció que Millos le estrenara el título al león con un gran 2-0 que tuvo todos los ingredientes de una buena victoria: gol de la contratación estrella (Wason Rentería), anotación del goleador (Humberto Osorio), drama (Rentería fue expulsado al 7 del segundo tiempo) y fiesta. Porque el hincha azul necesitaba eso, necesitaba empezar el campeonato ganando, sabiendo que puede darle pelea a cualquiera, especialmente al campeón, particularmente al rojazo.

Claro, se podrá decir que es la primera fecha, pero es que hace exactamente 15 días este mismo Santa Fe era campeón. La única diferencia del equipo que perdió esta noche con el que derrotó al Pasto fue la ausencia de Jonathan Copete, que se fue a Vélez Sarsfield, pero en su lugar Wilson Gutiérrez puso a Oscar Rodas.

Precisamente él fue el responsable del primer susto de la noche cuando tiró por fuera una clara opción de gol al minuto 4. Sin embargo, para ser justos hay que decir que después de eso Santa Fe tuvo poco. Un partido enorme de Elkin Blanco neutralizando a Omar Pérez anuló cualquier posibilidad de idea para el rojo, y Millos mostró su nueva cara.

Porque si este va a ser el Millonarios de Hernán Torres, el hincha debe empezar a acostumbrarse a la velocidad, a la dinámica y al juego ofensivo. Eso que tantas palmas le valieron en Tolima e Itagüí se le vio ayer al equipo del otrora arquero, y hay que destacar particularmente la presencia de José Tancredi dándole ese impulso que tanta falta le hizo a Mayer Candelo el semestre pasado.

Además, y esto sí que es bien importante, por fin Millos se vio sólido en defensa. No sólo dejó a Santa Fe dependiendo de la pelota quieta de Pérez cuando estaban once contra once, sino que se adaptó a tener un hombre menos y fue eficiente frente a un campeón que trató todo el segundo tiempo, pero no pudo.

Además, fue inteligente: Santa Fe fue un desastre en defensa por su zona derecha, en donde Otálvaro nunca supo a qué estaba jugando con línea de tres o de cuatro y Quiñones tuvo su peor partido del año, y por ahí llegaron los goles.

Rentería se hizo querer de la hinchada con un enganche delicioso al central rojo en el minuto 12 y puso el 1-0 con un zurdazo tremendo. Luego un remate brutal de Lewis Ochoa quedó suelto tras el rebote de Vargas, y Osorio sólo tuvo que cumplir su papel de goleador y empujar el 2-0.

Claro, luego vino la expulsión de Rentería, quien agredió a Roa tras recibir un pisotón desde atrás del defensa cardenal (que por cierto, no fue expulsado pero inmediatemente fue sustituido pues Gutiérrez se dio cuenta de que la justicia iba a llegarle en forma de roja), pero aún así Millonarios tuvo para el tercero con los contragolpes de Cosme (remplazó a Osorio).

El caso es que el título de Santa Fe fue "celebrado" por Millos con un buen 2-0 que promete. Ahora hay que consolidarse porque claro, se le ganó al campeón, pero el camino azul hasta ahora empieza y su próxima etapa es la Sudamericana este jueves frente al Inti Gas.

En Santa Fe, por su parte, deben reflexionar: ¿se van a conformar con la estrella de mitad de año o quiere pelear por más? Contra el duro Tolima, la próxima fecha, debe empezar a responderlo.

Todos los detalles del partido están en este enlace.


La figura:
José Tancredi regresó de su lesión para aportarle algo a Millonarios que sí que le hacía falta: dinámica, velocidad, despliegue en el medio campo. 


La cifra:
esta fue la victoria 104 de Millonarios en 268 clásicos capitalinos.


El dato:
Santa Fe recibirá al Tolima el próximo domingo a las 5:30 de la tarde.