Agosto 27, 2012

Jefferson Duque, la carta tapada de gol de Nacional

Oriundo de la ciudad de Medellín, Jefferson Duque llegó esta temporada al Atlético Nacional luego de un paso de dos años en la B (2010 - 2012). Allí, jugó con el Rionegro siendo goleador en dos torneos diferentes.

En el Torneo Postobón II del 2011 convirtió 11 tantos, y en el primer semestre de este año logró una cifra casi inalcanzable en una competición corta: 20 goles. Eso llevó a nacional a apostarle, y le rinden los frutos.

"Pasé por el Deportivo Pereira en el que no tuve mucha continuidad. Gracias a Dios me dieron la oportunidad de llegar al Rionegero, en el que realicé buenos torneos, lo que hizo que se me abrieran las puertas a Nacional".

Tanto para Duque como para Nacional, el comienzo de temporada no fue fácil. Los resultados no acompañaron al conjunto antioqueño y el delantero no era titular, por lo que debió tener paciencia para comenzar a demostrar su olfato goleador.

"Yo llegué y había otros jugadores que estaban por delante de mí y sólo quedaba trabajar en los entrenamientos, para que el profesor comenzara a confiar en mí".

Duque, se caracteriza por ser un delantero que tiene una gran potencia y fuerza para definir con su pierna derecha, así lo hizo notar este sábado pasado al portero del Tolima, Antony Silva.

"En esos momentos hay que tener tranquilidad y saber dónde poner el balón para definir". El primer tanto fue de goleador nato: se sacó la marca del defensor y soltó un violento remate a la parte superior del arco. En el segundo le ganó en velocidad al zaguero y se anticipó al portero paraguayo.

Con sus goles, el artillero que se hizo en la B espera que Nacional luche a fin de año por la estrella número 12, aprovechando que el equipo de la ‘eterna primavera' tiene una de las mejores nóminas del país.

"Nacional siempre está para grandes cosas y pelear los primeros puestos a final de año", concluyó.