Agosto 29, 2012

2-3: Boyacá Chicó le dio una nueva bofetada al Cali

Preocupación por un lado, y esperanza, por otro, dejó la presentación del Deportivo Cali la noche del miércoles en el estadio Pascual Guerrero.

Los dirigidos por Julio Comesaña, que venían de caer 2-0 ante Itagüí en la quinta jornada de la Liga Postobón, ‘regalaron' los primeros 60 minutos del juego, en los que encajaron tres goles, para después, con un hombre menos por la expulsión de su arquero Mondragón, recobrar la memoria del equipo luchador y apretar el marcador. Incluso, el ‘verde' pudo haber igualado.

Al final, los hinchas caleños reconocieron el pundonor y la reacción, algo tardía, del conjunto y despidieron a sus jugadores con palmas.

Pero si Cali salvó en los últimos minutos su honor, aunque no los puntos, Boyacá Chicó se hizo acreedor de los mejores elogios. Los ‘ajedrezados' salieron a proponer desde el pitazo inicial y a maniatar a su oponente, que se vio sorprendido por el planteamiento del técnico Alberto Gamero.

Solo habían pasado 7 minutos cuando Juan David Pérez cogió el balón, ganó en velocidad y ante la salida de Mondragón definió para marcar el primero de la visita.
Chicó tomó ventaja también anímica; se creció y aprovechó que su rival lucía perdido para manejarle el balón, esperarlo por momentos sin mucho riesgo y marcarle el segundo tanto al minuto 36 a través de cabezazo de Juan Galicia.

La noche se le había venido al Cali. Los ‘azucareros' solo ansiaban que concluyera el primer tiempo para en el descanso tratar de recomponer su estrategia.

Y aunque Comesaña envió al terreno de juego a Andrés ‘Manga' Escobar por Vladimir Marín, los primeros minutos de la segunda parte no solo no cambiaron las cosas para el equipo de casa, sino que las empeoraron. Mondragón le cometió falta a Pérez en el área y el árbitro Juan Carlos Gamarra pitó tiro penalti, además de ponerle tarjeta amarilla al guardameta.

Edwin Móvil ejecutó el cobro desde el punto blanco, Mondragón tapó a medias y Óscar ‘El Chico' Restrepo  aprovechó el rebote para, al minuto 57, decretar lo que hasta ahí parecía la ‘puntilla'. Para agravar la desgracia del Cali, Mondragón le protestó al árbitro tras la anotación y se fue expulsado del compromiso.

Pero lo inesperado pasó: Cali se acordó que el tesón y empuje habían sido sus principales característica bajo el mando de Comesaña y redujo el marcador en dos oportunidades con el uruguayo Gustavo Biscayzacú (66') y ‘Manga Escobar (76'). Sin embargo, el susto al Chicó no fue suficiente y los de Boyacá se llevaron del Pascual los tres puntos.

Además, Chicó se ratificó como la ‘bestia negra' del Cali, después de sacarlo este año en los cuartos de final de la Copa Postobón y haber sido el ‘causante', en los años 2011 y 2012 (primer semestre), de las salidas de los técnicos Jaime de la Pava y Rubén Darío Insúa, tras sendas derrotas en Tunja de los ‘verdiblancos' con los ‘ajedrezados'.

En la séptima fecha de la Liga Postobón y con mucho aire en la camiseta, Boyacá Chicó (11 puntos) recibirá en Tunja al Itagüí. Cali, con siete unidades en la tabla, visitará en Bogotá a Millonarios.


La figura:
Juan David Pérez, delantero del Boyacá Chicó, abrió el marcador en el Pascual Guerrero; le cometieron la falta para el penalti que terminó en el tercer gol de su equipo y llevó contante peligro sobre el arco ‘azucarero'.


El dato:
Cali no perdía hacía 13 fechas en su estadio. La última derrota la había sufrido el 24 de febrero de este año por 0-1 ante Itagüí, cuando aún estaba bajo la dirección técnica de Insúa.


La cifra:
14 son ya los partidos consecutivos que lleva Cali anotando gol.