Agosto 29, 2012

Millonarios no aplaza el liderato: ganó con suplentes en Cartagena

Millonarios prolonga su buen momento. No quiere bajarse de ese tren de alta velocidad que en la fecha 6 ya lo deja con 16 puntos en la tabla de la Liga Postobón, a cuatro del segundo y con gran parte del tiquete a cuadrangulares en el bolsillo.

Este miércoles el equipo dirigido por Darío ‘El Chusco' Sierra (porque los titulares están en Paraguay para jugar este jueves contra Guaraní por la Copa Sudamericana) sostuvo la línea, se defendió cuando tuvo, atacó cuando pudo y dejó buenas sensaciones en jugadores juveniles que, de avanzar a nivel internacional, tendrán otra oportunidad más adelante.

En términos prácticos, Luis Delgado, Oswaldo Henríquez, Ignacio Ithurralde, y Hárrison Otálvaro llevaron de la mano a nombres inéditos como Jéfferson Herrera, Carlos Padilla, Yúber Asprilla, Erik Moreno, Christian Alarcón y Jaison Moreno. Justamente, fueron estos últimos, volante zurdo y delantero, quienes marcaron los goles del partido a los 9 minutos, con un cabezazo tras centro de Otálvaro, y 80', con una definición simple.

De los experimentados, Hárrison fue el de mejor comportamiento, sobre todo en el primer tiempo, cuando Millonarios tomó la batuta del partido. Le ayudó a los azules la expulsión de Argemiro Vacca por falta sobre Asprilla.

Así y todo, para el complemento, Real Cartagena se acercó al pórtico de Luis Delgado con más ganas que fútbol. El arquero bumangués aguó el grito de gol en jugadas de Ángelo Rodríguez, José Nájera y el paraguayo Digno González. No era para menos la reacción local, el agua sigue llegando al cuello en materia del descenso y un resultado adverso marcaba el peor de los regresos para Hubert Bodhert al banquillo técnico.

Bodhert intentó cambiarle la cara al equipo con los ingresos de Luis Iriarte y César Valoyes por Nájera y González, pero el novel cuadro ‘embajador' se defendió bien y le alcanzó para liquidar el encuentro a los 80 minutos, en una jugada que inició Otálvaro y definió Jaison Moreno, sustituo de Yuber Asprilla.

El 0-2 llegó cuando Real Cartagena más presionaba por el empate y la poca hinchada que llegó al estadio Jaime Morón reclamaba justificadamente por la situación deportiva del club. Se fue Germán Basílico González sin pena ni gloria, regresó Bodhert y nada cambió: el plantel costeño camina pelgrosamente por la borda que lo puede mandar al descenso.

Gracias al empate de Cúcuta en Medellín, ahora el Cartagena es colero solitario en la tabla del descenso, a uno de los motilones.

Es tan grande la diferencia en la orilla azul que Millonarios se da el lujo de sacarle cuatro unidades al segundo y apostarle en grande al torneo local y a la Copa Sudamericana. Sin embargo, lo único cierto, es que le faltan 12 fechas y 11 puntos para meterse a cuadrangulares. Hay con qué.


La figura:
Hárrison Otálvaro está decidido a que su nombre suene duro en el fútbol colombiano otra vez. Este miércoles comandó al grupo de juveniles con dos asistencias. Alternativa en la creación azul.


El dato:
Millonarios no ganaba en Cartagena desde hace 11 años. En aquel triunfo 0-2 anotaron Carlos Castro y Alex ‘La Pelusa' Orrego.


La cifra:
Real Cartagena volvió a ser, en solitario, el primer candidato al descenso. Quedó con 108 puntos (diferencia de gol -35), a uno del Cúcuta Deportivo (-29).