Agosto 31, 2012

Pasto 3-1 Huila: el Libertad es invencible... especialmente para el colero

Lo más curioso es que el segundo tiempo puede ser de lo mejor que ha mostrado el Huila en este semestre: salió decidido a empatar, lo hizo gracias a Ciciliano en el minuto 3, siguió buscando el arco de José Fernando Cuadrado y, aún así, terminó perdiendo 3-1.

Deportivo Pasto volvió a demostrar que en su casa es intratable. Flabio Torres nunca ha perdido un partido en el Libertad desde que llegó a dirigir el equipo el año pasado, ahí cosechó el ascenso, ahí se hizo fuerte para llegar a la final del primer semestre y ahí, en su casa, con el apoyo de su afición, sigue siendo una aplanadora en este campeonato.

Desde el minuto 2 Williams Buenaños fue exigido por un equipo en el que Omar Rodríguez y Víctor Zapata llevaron la batuta, mientras Edwards Jiménez se jugó un partidazo como pivote.

Al toro santandereano fue a quien le hicieron el penal al minuto 19 que Zapata convirtió 120 segundos después para el 1-0, y gracias a su arrastre de marca desde atrás sus compañeros exigieron al guardameta opita.

Ahora, seamos sinceros, Buenaños debería exigir un bono, pues su defensa es tan floja, tan inocente, tan torpe, que él es la gran figura de un equipo que lleva 18 partidos sin ganar y que en estas siete fechas acumula cuatro derrotas.

Este Huila difiere tanto del del primer semestre, a pesar de tener al frente a Néstor Otero, que asusta: al equipo le falta alma, fuerza, entrega... y Pasto se aprovechó de eso en la primera parte. Si no llegó el segundo fue gracias a Buenaños y al palo, que salvó a la visita en el 40 tras un tiro libre de Rodríguez.

Pero entonces llegó el segundo tiempo y la mejor versión del Huila: Ciciliano, Edinson  Chamorro (que ingresó al 31 por Anuar Hurtado y le dio otra cara al medio campo), Jorge Herrera... el medio campo opita se juntó y generó jugadas que alcanzaron a ilusionar a sus hinchas con una victoria.

Y ahí, en su mejor momento futbolístico del semestre, apareció la defensa opita para tirarlo todo a la basura: al 68 un tiro libre de Kevin Rendón mostró las vergüenzas de la zaga, que no sólo no supo rechazar, sino que permitió que el defensa Juan Carlos Mosquera atropellara el área para meter la pelota en un rebote de Buenaños.

El 2-1 puso ser 2-2 a los dos minutos, pero Cuadrado se jugó la vida frente a Armando Carrillo y en la jugada siguiente, en el contragolpe, Rodríguez se aprovechó de la inocencia defensiva y sentenció el juego con el 3-1 que dejó K.O. al Huila.

Pasto llegó a 10 puntos y sigue peleando un cupo entre los ocho; Huila se quedó en tres y con una crisis que no parece tener fin.

La figura: Omar Rodríguez fue la guía del medio campo pastuso, tuvo un palazo y anotó un buen gol. Buena noche para el volante. 

El dato: la última victoria del Huila fue el 23 de mayo de este año, cuando derrotó 3-0 al Pereira en la Copa Postobón. A la fecha suma 18 partidos sin ganar: nueve del torneo anterior (incluyendo cuadrangulares), dos de Copa y las siete de este semestre.