Septiembre 23, 2012

Gerardo Bedoya, el nombre del escándalo de la fecha 9 en Colombia

Bochornoso resultó el clásico bogotano número 269 para Gerardo Bedoya. El antioqueño de 36 años, que hacía un buen partido, una vez más perdió la cabeza e irresponsablemente dejó a Santa Fe con menos jugadores que su rival.

Pero el daño del ‘General' para su equipo no terminó ahí. El codazo y posterior puntapié a Ramírez provocó la reacción de los jugadores de ambos conjuntos, que se agredieron entre ellos; el resultado de la acción, otras dos expulsiones: la del también santafereño Edwin Cardona y la del panameño Román Torres, por parte de Millonarios.

Bedoya volvió a salir de un terreno de juego antes de tiempo, como ya lo había hecho durante sus pasos por Pereira, Cali, Nacional, Millonarios, Envigado y Boyacá Chicó. Su récord de expulsiones en el fútbol colombiano ahora está en 41, ocho más que las de Eduardo Pimentel, dueño del Boyacá Chicó, que durante su época de futbolista en la década de los 80 y principios de los 90 había impuesto la marca.

La nueva tarjeta roja, por reiteración, hará que Bedoya pague mínimo seis fechas de sanción. Este miércoles se conocerá el boletín de la Dimayor en el que anunciará su sentencia.

Pero para tristeza de Bedoya y de los hinchas santafereños, el clásico 269 no solo será recordado por el infortunio del mediocampista. También porque en la última jugada del compromiso los rojos encontraron la derrota 1-2 tras gol de Mayer Candelo.