Septiembre 27, 2012

Millonarios regresó a Bogotá hablando de levantar cabeza

En diálogo con el programa Blog Deportivo de Blu Radio, el defensor central y capitán de Millonarios en el juego ante el Madrid, Pedro Franco, manifestó que la goleada recibida "fue una experiencia triste de la cual toca aprender".

Sobre el golpe anímico que puede generar la abultada derrota, el futbolista manifestó que "esperemos no nos afecte en el torneo local".

Cuestionado sobre su falta de cordialidad al no darle la mano a Alfredo Di Stéfano durante la premiación, Franco se mostró apenado y aseguró que "estaba desconcertado por todo lo que estaba pasando. La verdad no he visto el video y si lo hice así no fue mi intención evadir a ninguna persona que estaba ahí".

Finalmente, el zaguero no se quiso referir a la propuesta de algunos de los directivos del equipo de devolver los títulos de Millonarios de los años 1987 y 1988, en los que el narcotráfico ensució al fútbol colombiano."Ese tema no me corresponde a mí tratarlo", sentenció.

Pero Franco no fue el único que habló en la terminal aérea. También lo hicieron el volante Rafael Robayo, el defensor panameño Román Torres y el técnico Hernán Torres.

Para Robayo, la amarga experiencia vivida en Madrid sirve para madurar. Sobre el desarrollo del juego en el Bernabéu, manifestó que "nosotros esperábamos otro tipo de partido. Creo que nos faltó profundidad y dimos ventajas y ellos las aprovecharon. Son jugadores muy rápidos, muy técnicos y en cualquier escenario que se les den ventajas ellos van a tener la facilidad de poder marcar".

Robayo además manifestó que pese al resultado, no considera que haya quedado mal el fútbol colombiano ya que "en Europa valoran mucho lo que está haciendo Falcao, James, Jackson... En Italia tenemos jugadores en varios equipos, la selección está en un buen momento y Millonarios está en los octavos de la Copa Sudamericana. Es un partido que queda de experiencia para mejorar futbolísticamente".

El 'corazón de Millonarios', como se le conoce cariñosamente al jugador, finalizó diciendo que "alguna vez leí un comentario de un dirigente que era preferible perder un partido 9-1, a perder nueve partidos por 1-0".

El técnico Hernán Torres también puso la cara y asumió toda la responsabilidad por la debacle. "Acá el único responsable soy yo". Sobre la actuación de sus jugadores, manifestó que "después de un 8-0 no hay nada que rescatar" y puntualizó que en el partido "indiscutiblemente se vio grande la diferencia entre Real Madrid y Millonarios".

Interrogado sobre su saludo al final del juego con su colega del Real Madrid, José Mourinho, Torres contó que el portugués simplemente se acercó, "nos saludamos y no más".

El que habló poco sobre el juego en Madrid y prefirió dar la página y pensar en lo que viene fue el panameño Torres. "Debemos ser maduros para afrontar esas cosas que pasan. Yo creo que estamos con una mentalidad positiva y tenemos que ganar el sábado (ante Junior) e ir tranquilos a Brasil para sacar un buen resultado", para el juego de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana ante Palmeiras.

Millonarios, líder del fútbol colombiano con 20 puntos, los mismos del Junior pero con mejor diferencia de goles, se medirá el sábado al equipo barranquillero en el estadio El Campín de Bogotá.