Septiembre 28, 2012

Germán Gutiérrez de Piñeres cree que Wilder Medina se puede recuperar

Con la experiencia de haber vivido cuatro años de su vida muy difíciles en los que tras su retiro del fútbol profesional se volvió dependiente al alcohol y a las drogas siquiátricas,  el ya recuperado excampeón con Millonarios en 1978, 1987 y 1988 Germán Gutiérrez de Piñeres habló en la emisora Blu Radio sobre la llegada al Santa Fe de Wilder Medina, quien fuera despedido hace dos semanas del Tolima luego de dar positivo en un control al dopaje por marihuana y posteriormente por cocaína.

Para Gutiérrez de Piñeres aunque la labor de Santa Fe por recuperar a Medina no será fácil "mi experiencia me indica que sí es posible, siempre y cuando se le esté haciendo el seguimiento directo. Normalmente en estos casos es conveniente un internado, o el acompañamiento de científicos y demás", manifestó el bogotano.

"Es una enfermedad delicada que tiene una sintomatología muy grave, que es el consumo constante. Pero creo que con una buena asesoría científica, con una persona que esté cerca de él y que no le de posibilidad de recaer, y si se limita a entrenar, a recuperarse, a descansar y dormir, va a ser importante", complementó el exfutbolista.

Sobre su ayuda para transmitirle sus vivencias a Medina, Gutiérrez de Piñeres manifestó que "sin ningún tipo de interés yo hablaré con Agustín Julio (Gerente Deportivo de Santa Fe), de ser posible, y me pondré de acuerdo con él para ver si quiere que yo le colabore en algo. Yo sé lo que es vivir eso, yo sé lo que es no poder parar, porque a mí me pasó. Yo  me tomaba diario una botella de Wiski con medicamentos antidepresivos", aseguró.

Para el exMillonarios, el hecho de que Medina cambie de ciudad le podría ayudar mucho en su recuperación. "Él estaba en una ciudad pequeña como Ibagué en donde permanecía también su círculo de amistades. Lo primero que le indican a uno los científicos es apartarse de las amistades de consumo, cambiar de teléfono, de casa o apartamento; vivir en otro entorno social.

Venir a Bogotá, una ciudad tan grande en donde seguramente no aparecerán los amigotes famosos, entonces puede ser importante. Además, la motivación será totalmente diferente. A mí no me da pena decirlo porque eso es una enfermedad. Cuando una persona tiene cáncer o tiene hipoglicemia no la miran tan despectivamente, la miran de pronto con dolor, pero al adicto la miran de manera peyorativa y no le dan opción. A una persona que tiene cáncer seguramente le dan trabajo, pero a un adicto no", concluyó el exdeportista.

Escuche acá la entrevista de Germán Gutiérrez de Piñeres en Blu Radio