Octubre 1, 2012

Comesaña explica la irregularidad del Cali y reprende a algunos hinchas

Tras las dos últimas victorias, ante Cúcuta y Medellín, Comesaña y sus dirigidos han podido respirar un poco más tranquilos y preparar con mayor calma lo que será el partido de este miércoles, ante Quindío, en Armenia, por la jornada 12 de la Liga Postobón.

En entrevista exclusiva para Blu Radio y Gol Caracol, el técnico aseguró que las caídas de los equipos en el fútbol colombiano son normales.

"Esto es muy extraño y cambiante. Cuatro partidos lo tiran a uno al fondo y luego dos lo ponen otra vez con la expectativa. Los que vienen ganando de pronto también se derrumban. Todos tenemos un momento del año que se complica, es normal. Ya nos pasó a nosotros, aunque yo diría que fue un poco más de lo normal", manifestó el estratega colombo uruguayo que presentó su renuncia, no aceptada por la directiva del Cali, después de haber perdido cuatro partidos y empatado dos entre la cuarta y novena fecha.

Sobre la actuación puntual del Cali, Comesaña manifestó que "fueron tres o cuatro partidos con muchas cosas, con muchos desajustes y ahora estamos en esa lucha. Sabemos que ahora en todos los partidos tenemos que sumar y de a tres si es posible" para clasificar a los cuadrangulares semifinales del fútbol colombiano. Actualmente Cali ocupa le casilla 12 con 14 puntos, tres unidades menos que el Boyacá Chicó, que es octavo.

Preguntado acerca de posibles creencias raras al momento de dirigir, Comesaña confesó que no es nada cabalero y que "a veces lo que no me gusta es ir en contra de algunas cosas. Hay gente que es muy cabalera y replican cosas que uno de pronto ni las nota: ven que el entrenador vino con ropa distinta a la que tenía cuando ganó, entonces lo ponen a uno en contra de la corriente", complementó.

El técnico manifestó también su decepción por la actitud de alguna parte de la hinchada verdiblanca, que no ingresó al juego del anterior sábado, en el que Cali derroto 2-0 a Medellín, y prefirió quedarse a las afueras del estadio Pascual Guerrero gritando algunas arengas en contra de los directivos, cuerpo técnico y jugadores del club.

"Son cosas que uno analiza con mucho respeto. Yo siempre dije que esa barra de detrás del arco de sur siempre alienta. Incluso en los peores momentos del equipo ha alentado hablando del domingo que viene, de la Copa, que pongan huevos y todas esa cosas que dicen para que se ganen los partidos y ahora no entraron, cosa que me decepcionó", confesó el nacido hace 64 años en Montevideo.

"Los hinchas tienen que ir si quiere sus colores por encima de cualquier circunstancia o adversidad; por encima del entrenador y de los jugadores, porque uno lo que quiere es el club, el equipo y hay que alentarlo. Después de que termine el partido pueden gritar lo que quieran, pero durante el partido no se puede favorecer al adversario, complementó Comesaña que cerró este tema diciendo que "mi obligación era darle el triunfo al equipo; el resto, si quieren ir que vayan, sino quieren ir que no vayan, pero no me gustó".

Preguntado sobre si cree que el Cali ha sentido en el último tiempo mucha presión, el adiestrador manifestó que "los deportistas de élite también la sienten, aprenden a manejarla y saben jugar bajo ella; no se amilanan. Lo que pasa es que los resultados negativos traen desconfianza, ansiedad y esa desconfianza está directamente relacionada con la concentración. Uno se empieza a perder, a hacer cosas indebidas y vienen las derrotas. A veces los equipos se levantan de ellas y a veces no, es difícil".

Sobre los rumores de indisciplina que se manejan en torno al conjunto ‘verde', que indican que a algunos jugadores les gusta salir de fiesta en horas de la noche y de ahí su bajón futbolístico, el técnico dijo que "a mi no me consta; primero, porque no ando de noche por ahí y cuando he salido a comer nunca me he encontrado con los jugadores. Nunca los he llamado a la casa, nunca he mandado a nadie de visita. Si yo genero ese tipo de relación a partir de la desconfianza, estoy mal. La relación yo la genero a partir de la confianza y si alguien no nos brinda eso no debe estar acá", puntualizó.

Finalmente, Comesaña se mostró optimista en la mejora de su equipo tras, al parecer, haber superado el bache negativo por el que atravesó. "Algo pasó, nos hemos quedado un poco distraídos y cuando quisimos acelerar nos costó mucho. Ahora parece que las cosas se van enrumbando. Es prematuro decirlo pero hemos jugado dos buenos partidos con rivales difíciles. Medellín es un muy buen equipo que está bien ubicado, bien dirigido, así que no le hemos ganado a cualquiera.

Derrotamos también a Cúcuta de visita. Este próximo partido con Quindío, que es otro de los equipos que vienen bien, tenemos que demostrar para qué estamos y de qué estamos hechos", sentenció el adiestrador.

Escuche acá la entrevista con Blu Radio.