Octubre 22, 2012

Atlético Nacional, entre cálido y frío en la Liga Postobón II

Ganar de local se ha vuelto un dolor de cabeza para Atlético Nacional. El conjunto dirigido por Juan Carlos Osorio, de ocho compromisos que ha disputado durante el semestre en su campo, ha obtenido un triunfo y siete empates para un promedio de rendimiento bajísimo del 41.6%, que lo convierten en el segundo peor local del torneo.

Al único equipo que superan en esa estadística los ‘verdolagas' es a Real Cartagena, antepenúltimo de la Liga Postobón II con tres triunfos y cinco derrotas, para un 37,5% de promedio de productividad.

Siguiendo con los fríos y preocupantes números, Nacional en casa solo ha anotado ocho goles, que lo ubican como la tercera peor delantera del campeonato, por delante de Patriotas (7), Envigado (6) y Huila (3).

En la tabla de artilleros, ningún jugador del equipo antioqueño está ubicado entre los 30 primeros lugares del escalafón. Luis Fernando Mosquera, Jhon Freddy Pajoy y Macnelly Torres, con tres dianas cada uno, son sus máximos anotadores.

Pero si convertir gol de local es un problema grande, no recibirlos también lo es. En el torneo, Nacional ha encajado un total de siete tantos, superando solo en esa cifra a Cali y Patriotas (9), Once Caldas (10), Tolima (11), Cúcuta (13), y Patriotas (14).

De visitante, en cambio, el equipo parece sentirse más cómodo para explotar los espacios dados por los oponentes y cuadrar caja. Solo un partido perdido, ante el Cali en la primera fecha, en la que el conjunto ‘azucarero' se impuso por 3-1, le sirvió a Nacional para aprender la lección de no abrirse tanto en defensa, agregarle a las estadísticas cuatro victorias y dos empates, y obtener un promedio de rendimiento del 66,66%, el más alto del torneo, por encima del líder, Millonarios, que lo tiene en 61,11%.

Los números del ‘verde' por fuera de casa se soportan en su buena cosecha de tantos conseguidos (13), que lo hacen el más anotador, y solo cinco recibidos, el segundo mejor guarismo después del de Millonarios, que solo ha encajado tres tantos.

¿Pero por qué es tan fuerte Nacional por fuera de su casa y tan laxo en el Atanasio? La respuesta es sencilla. El equipo bajo el mando de Osorio no ha podido conformar un bloque sólido en ataque que logre romper con toque y cambios de frente las defensas contrarias; además sus delanteros no han estado finos a la hora de definir.Fernando Uribe, su rimbombante contratación, solo ha logrado un tanto en el certamen; mientras Félix Micolta ha obtenido dos, por ninguno de Diego Álvarez.

Para completar, el atacante que sí empezó intratable con las redes contrarias (anotó dos goles) y estaba marcando diferencia en el funcionamiento del equipo, Jefférson Duque, sufrió lesión parcial del ligamento cruzado durante la quinta fecha de la Liga y se quedó por fuera del resto del torneo.

Como visitante, en cambio, Nacional luce más suelto y rápido en su accionar. El ‘Cocodrilo' Micolta con su velocidad ha salvado más de una vez la papeleta y su arquero Cristian Bonilla, remplazante en gran parte del torneo de Gastón Pezzuti, ha demostrado sus grandes condiciones para ponerle el candado a su portería.

Nacional, en el quinto lugar de la tabla de posiciones con 24 puntos, deberá asegurar su clasificación a los cuadrangulares con partidos como visitante frente a Junior y Once Caldas, y en calidad de local ante Real Cartagena.

Aunque sobre el papel el juego más asequible para ganar y asegurarse definitivamente entre los ocho es el último ante los de la heroica, su mala campaña en el Atanasio tiene preocupado a más de uno.