Octubre 24, 2012

'Carepa' Gaviria y Córdoba: la tragedia del Deportivo Cali 10 años después

Con mucho dolor, el deporte colombiano recuerda hoy una de sus peores tragedias. El Deportivo Cali perdió hace 10 años a dos de sus mejores futbolistas por culpa de la naturaleza.

El equipo ‘azucarero', que en ese entonces lideraba el Torneo Finalización de Colombia con comodidad y era dirigido por el técnico colombo-argentino Oscar Héctor Quintabani, hoy en el Cúcuta Deportivo, cumplía aquella fatídica tarde de jueves con su habitual entrenamiento cuando la lluvia arreció sobre su sede deportiva en Pance. Aunque todo transcurría con relativa calma, una fuerte descarga eléctrica sorprendió a los miembros del equipo que, ante el descomunal impacto, fueron cayendo uno a uno sobre el césped.

Después de algunos segundos y muy aturdidos por el rayo, la mayoría de jugadores se pusieron en pie lentamente. Sin embargo, tres de ellos no lo hicieron: el volante Herman Gaviria, y los delanteros Carlos ‘Chumi' Álvarez y Giovanny Córdoba.

En medio de la desesperación y el desconsuelo, Quintabani y sus muchachos auxiliaron a las víctimas mayores de la descarga y las trasladaron a la Fundación Valle del Lili, en donde cerca de dos horas después de su ingreso se comunicó la muerte del ‘Carepa' Gaviria.

Gaviria, de 32 años de edad y padre de dos niñas producto de su relación con Nohemí Guerra, era conocido como el ‘varón' del medio campo, terreno que también hizo respetar con hidalguía durante su paso por Atlético Nacional, Tolima, Shonan Bellmare de Japón, Atlético Bucaramanga, y la selección Colombia, con la que jugó el Mundial de Estados Unidos 1994 y anotó uno de los goles en la victoria 2-0 ante Suiza.

Cali estaba de luto y lo peor de todo era que su tragedia no terminaba allí, ya que el estado de Córdoba era crítico. Álvarez, por lo menos, se recuperaba satisfactoriamente.

En medio del dolor por la partida del ‘Carepa', el Cali aguardaba con esperanza la recuperación de Giovanny. Sin embargo, el 27 de octubre el oriundo de Palmira, Valle del Cauca, no pudo luchar más contra los daños irreversibles que le causó el rayo en varios de sus órganos y falleció a sus 24 años.

Casado con Maria Antonia y papá de una pequeña niña, Córdoba se había convertido en una de las grandes promesas del fútbol colombiano. Fue, junto a ‘Carepa', campeón con el Cali del torneo local en el año 1998 y subcampeón de la Copa Libertadores en 1999. Además jugó en Atlético Nacional y Liga de Quitó de Ecuador. Días antes del fatal suceso había sido llamado para formar parte de la selección Colombia de mayores.

La desgracia tocó a la puerta del Cali y el equipo se desmoronó. La pérdida de sus dos jugadores fue un golpe certero para la moral del conjunto, que en los cuadrangulares semifinales sucumbió ante Independiente Medellín, a la postre campeón del torneo tras derrotar en la gran final al Deportivo Pasto.

Hoy, el Deportivo Cali y en general el balompié nacional recuerdan a ‘Carepa' y a Giovanny como dos grandes que dejaron muy en alto el nombre del fútbol colombiano en las canchas del mundo. ¡Paz en sus tumbas!