Octubre 31, 2012

Hinchas del Cúcuta le preparan multitudinario recibimiento a su equipo

Después de tres meses en los que el Cúcuta Deportivo debió afrontar sus partidos como local en Yopal, Casanare, mientras se le hacían trabajos de readecuación a ‘su' estadio General Santander, el equipo volverá a la capital nortesantandereana para afrontar, el próximo 4 de noviembre, el compromiso válido por la fecha 17 de la Liga Postobón ante Quindío y los de los cuadrangulares semifinales, si el conjunto clasifica, y/o promoción, en caso de que sea necesario.

Humberto Álvarez, presidente de la Asociación de Barras del Cúcuta, le contó al Golcaracol.com que los hinchas ‘rojinegros' "están muy ilusionados con que el partido ante Quindío se juegue en el General Santander" y aseguró que "estamos preparando todo el recibimiento con las caravanas para acompañar el próximo 2 de noviembre (día en que retorna oficialmente el equipo a la ciudad) al Cúcuta Deportivo hasta el hotel en Villa del Rosario, en donde estarán todas las barras rodeando a los jugadores y al cuerpo técnico.

"En total somos 49 barras las que hacemos parte de la asociación, que suman unos 6.000 socios; están también las del Indio, que son como 2.500 hinchas más, y la Trinchera Rojinegra, conformada más o menos por 300 personas. En total creo que llegamos a ser 9000 hinchas los que esperamos recibir al equipo en el aeropuerto Camilo Daza", manifestó Álvarez.

"Para el partido ante Quindío tenemos invitado a los grupos que cantan los discos del Cúcuta Deportivo para hacerle un gran recibimiento al equipo en el estadio con casa llena. Habrá también juegos pirotécnicos y todo el carnaval que se vive en las tribunas con las barras", puntualizó.

Sobre el compromiso que hicieron las barras para mantener el buen comportamiento en el estadio General Santander, que ya no contará con mallas de protección, Álvarez afirmó que "firmamos un pacto con el Gobernador de Norte de Santander, con el Alcalde de Cúcuta, con la Policía Nacional, con el Presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, y con el de la Dimayor, Ramón Jesurún, en el que las barras populares de Norte y Sur adquirimos la responsabilidad de cuidar que no haya ninguna rencilla, ya que eso nos implicaría un castigo en dinero, suspensión o hasta cárcel".

Preguntado acerca de la situación deportiva del equipo, que es penúltimo de la tabla del descenso con solo cuatro puntos más que Real Cartagena y marcha décimo en la Liga Postobón II, Álvarez dijo que "todos los hinchas tenemos el positivismo en que Cúcuta va a sacar la casta, va a lograr los tres puntos ante el Quindío, para que en el último partido, ante Pasto, no tengamos que depender de nadie, no tengamos que ir a la promoción y estemos entre los mejores ocho de Colombia".

"Los viajes a Yopal eran una odisea"

Álvarez le relató al Golcaracol.com que para ir a ver al equipo a Yopal "el desplazamiento duraba entre 20 y 24 horas. Nosotros como barras nos íbamos por la parte de Chinácota - Toledo, que es algo muy complicado. Las carreteras son trochas en las que gastábamos casi dos días para llegar a Yopal. Fuimos dos veces al Casanare, pero ante las dificultades preferimos acompañar al equipo en otras ciudades como Bogotá y Cartagena".

El barrista finalmente aprovechó el diálogo con el Golcaracol.com para "agradecerle a la gente de Yopal y al Gobernador del Casanare por permitir que el equipo jugara allá", pero reveló que "en los últimos partidos iba más gente visitante que del Cúcuta y además no se pudo organizar una barra propia entre los habitantes de la ciudad".