Enero 22, 2013

Hernán Torres, el DT que acabó con la racha de Millos, ahora busca otra alegría

El arquero de la década de los 80's del Tolima, Millonarios, Once Caldas, Quindío, e Independiente Medellín se caracterizó por su elegancia y dominio del área chicha, en parte por las enseñanzas que le dejaron Pedro Nel Ospina y Miguel Augusto Prince, con este último además se desempeñó como preparador de arqueros durante varios años.

Su carrera en la parte técnica de los equipos comenzó en el 2005 en el Deportes Tolima, en donde trabajó con Luis Augusto el ‘Chiqui' y Jaime de la Pava, posteriormente. Pero fue en 2007 cuando recibió el aval del propietario del equipo, Gabriel Camargo, para que se convirtiera en el técnico del conjunto tolimense.

Con el cuadro musical mostró un buen rendimiento, pero de manera caprichosa el destino le negó la estrella con el equipo de su tierra. Tuvo además la fortuna de dirigirlo en 2010 en la Copa Sudamericana, en donde cayó en cuartos de final y en la Copa Libertadores en 2011, donde quedó eliminado en primera ronda.

Para 2012 entrenó a Itagúi, logrando la clasificación para las instancias finales con el equipo paisa. Inclusive su buena campaña con las ‘Águilas Doradas' le alcanzó para ganarse un cupo para la Copa Sudamericana del 2013.

La estrella 14

A mediados del 2012, Torres oficializó su paso a Millonarios. Con él llegaron tan solo tres refuerzos para el cuadro ‘embajador': Román Torres, Wason Rentería y Rafael Robayo. Sin duda alguna la directiva del cuadro azul se la jugó por la continuidad de un plantel que ya había logrado el titulo de la Copa Colombia.

Millonarios cabalgó el torneo en la fase todos contra todos, liderando 17 de las 18 fechas y alcanzando 37 puntos. En los cuadrangulares extendió sus buenos resultados, ganó su grupo- el cual estaba integrado por Pasto, Junior y Tolima- al conseguir 10 puntos de 12 posibles.

En la final el equipo se enfrentó al sorpresivo Independiente Medellín. En el partido de ida el cuadro bogotano expuso de manera fiel la idea futbolística que le imprimió su técnico y consiguió un valioso empate 0-0 en la ‘Capital de la Montaña'.

La cita con la gran alegría fue el 16 de diciembre de 2012. Con el estadio El Campín abarrotado, Millonarios empató 1-1 en un partido enredado. La definición de la estrella entonces se fue a la serie de los penales, en donde el arquero Luis Delgado se vistió de héroe al tapar el sexto cobro paisa. Finalmente la estrella 14 engalanó el escudo de Millonarios y todos sus hinchas gritaron de nuevo ¡campeón!

Temas relacionados: