Marzo 29, 2013

¡Omar Pérez, el mago sin varita de Santa Fe está de cumpleaños!


¿En dónde y en qué fecha nació?

En Santiago del Estero, Argentina, el 29 de marzo de 1981.


¿En qué barrio se crio?

En el barrio Islas Malvinas.


¿Desde los cuántos años juega al fútbol?

Más o menos desde los 6 años.


¿Quién descubrió su talento para el fútbol?

Mi papá. En mi familia siempre me aportaron para que fuera futbolista.


¿En qué posición se inició?

Siempre he jugado de volante de creación.


¿Cómo está integrada su familia?

Somos mi papá, mi mamá y seis hermanos. Mi papá también es deportista, ahora está manejando en una escuela de fútbol. Mi mamá es ama de casa.


¿Alguno de sus hermanos es también futbolista?

El menor, tiene 14 años y está en el Boca Juniors.

¿Cómo llegó usted al Boca Juniors?

Eso fue en el año 1997 a través de una prueba.

¿Y en qué año debutó como profesional?

El 20 de febrero del año 2000, en un partido contra Racing en cancha de Racing. A Boca lo dirigía Carlos Bianchi.

¿Qué opinión tiene usted de Carlos Bianchi?

Sin duda es uno de los mejores técnicos que he tenido.

Y de Juan Román Riquelme, ¿qué opina?

Algo igual. Es uno de los mejores compañeros. Yo en las inferiores no pude compartir con él. Lo vine a hacer ya en la profesional.

¿Quién lo contactó para venir a Colombia?

El ‘Zurdo' López (Miguel Ángel), quien era técnico del Junior en el 2004.

Usted ha jugado con Junior, Real Cartagena, Medellín y Santa Fe, son casi 10 años viviendo en Colombia, ¿Ha pensado alguna vez en nacionalizarse como colombiano?

Varias veces, pero todavía no me he inclinado demasiado a hacerlo. Seguramente algún día lo haga. Eso vendrá solo.

¿Cómo se llama su esposa?

Natalia Gueren.

¿Cómo la conquistó?

Entre reuniones. Éramos dos personas que concurríamos bastante en un mismo grupo de amigos.

¿Cuántos hijos tiene?

Tengo dos niños, Thiago y Franco , de 7 y de 4 años.

¿Le gustaría que ellos también sean futbolistas?

Ya les empieza a gustar. Todo lo que ellos hagan lo voy a apoyar con toda.

¿Qué significa para usted Independiente Santa Fe?

Es un gran club que quiere proyectarse a ser mejor todavía.

¿A qué jugador admira del fútbol colombiano?

Hay muchísimos talentosos, pero para nombrar algunos están Giovanni Hernández y Macnelly Torres.

¿Qué opinión tiene de la afición del Santa Fe?

Es una hinchada muy respetuosa, que a pesar de los años que duramos sin ganar nunca tuvo una intensión mala hacia los jugadores y eso es muy valorable. Gracias a Dios tuvimos la suerte de brindarles ya muchas alegrías.

El equipo está cumpliendo 72 años. ¿Qué mensaje le da a la familia santafereña?

Que los disfruten, que los pasen muy bien. Es una fecha muy especial para varias generaciones y hay que gozarlos en familia porque es algo muy merecido que tienen los hinchas.

Los hinchas se ilusionan con ganar la Copa Libertadores, usted ya obtuvo dos con Boca Juniors en el 2000 y 2001, ¿cómo hay que jugar ese torneo para aspirar a ganarlo?

Hay que jugarlo con las mismas ganas y con la misma intensidad que cualquier torneo. Simplemente en la Libertadores uno se choca contra los mejores equipos de cada país, que se arman con jugadores de mucho renombre para hacer un buen papel.

¿Cuál es el mejor amigo que le ha dejado el fútbol?

Son infinitos. Gracias a Dios en el fútbol he podido contar con muchos y no sería bueno decir uno solo. Pero en la vida, en el barrio en el que nací todo el mundo es muy cercano a la familia.

¿Tiene usted alguna cábala para afrontar los partidos?

La verdad no tengo ninguna.

¿Cree en Dios?

Sí, claro. Él es el único ser al que uno debe respetar, amar e idolatrar.

¿Qué le gusta hacer en sus ratos libres?

Me gusta estar con mis hijos y que sean ellos los que decidan qué hacer. En vacaciones me gusta reunirme en casa con mis amigos.

¿Qué tipo de música le gusta?

Escucho de todo, menos el rock pesado.

¿Cuál es su artista favorito?

Creo que sin duda Maradona y Messi son los mejores artistas del balón que he conocido.

Si pudiera devolver el tiempo, ¿a qué momento de la vida se devolvería?

No, no me devolvería. Me gusta vivir el presente.

¿Cómo se imagina su vejez?

La verdad, no me la he imaginado. Ni siquiera sé que voy a hacer el día de mañana.

¿Cómo le gustaría que lo recordaran?

Como una persona humilde y tranquila.