Marzo 15, 2013

Yhonny Ramírez, Millonarios y Chicó: la pelea legal continúa

En las peticiones de la demanda del Chicó, avalada por la Comisión del Jugador de la Federación Colombiana de Fútbol, se declara el incumplimiento por el no pago de una opción de compra y se condena a pagar solidariamente a Azul y Blanco y al jugador la suma de $500 millones, a Azul y Blanco a pagar $100 millones como indemnización por compensación de perjuicios por la mala fe de Millonarios y determina que Ramírez devuelva al club boyacense $60 millones. 

Sin embargo, en declaraciones a Blu Radio el representante legal de la Asociación Colombiana de Futbolista Profesionales, Acolfutpro, Carlos González Puche, declaró que la sentencia es inconstitucional, toda vez que la Comisión del Jugador no tiene la potestad para sancionar multas económicas, sólo castigos deportivos.

"Los miembros de la Comisión del Jugador son Abogados y ocupan o han ocupado altas dignidades en la Rama Jurisdiccional, por esa razón en mi escrito de reposición les solicite que se declaran incompetentes en ejercicio de la excepción de inconstitucionalidad", dijo González Puche.

El documento dice lo siguiente: ""2.1 La excepción de inconstitucionalidad o el control de constitucionalidad por vía de excepción, se fundamenta en la actualidad en el artículo 4º de la Constitución, que establece que "La Constitución es norma de normas. En todo caso de incompatibilidad entre la Constitución y la ley u otra norma jurídica, se aplicarán las disposiciones constitucionales...". Esta norma hace que nuestro sistema de control de constitucionalidad sea calificado por la doctrina como un sistema mixto ya que combina un control concentrado en cabeza de la Corte Constitucional y un control difuso de constitucionalidad en donde cualquier autoridad puede dejar de aplicar la ley u otra norma jurídica por ser contraria a la Constitución".

Lo cierto es que Millonarios y Ramírez ya presentaron su respuesta a la sanción y, si la federación determina que esta continúe, el jugador y el club van a utilizar la acción de tutela como respuesta por los errores de procedimiento y de competencia.

González Puche deja entrever en sus declaraciones a Blu Radio que la acción es una retaliación de la Dimayor hacia Millonarios y su jugador después de que este hecho hiciera público el veto de los dirigentes del fútbol profesional colombiano hacia los jugadores que exigen hacer valer sus derechos laborales, veto al que no se unió Millonarios que respaldó a Ramírez tras su renuncia a Chicó y que generó las polémicas declaraciones en las que el presidente de Itagüí, José Fernando Salazar, trató a los futbolistas de 'prostitutas'.

Vale la pena recordar que Ramírez ya le había ganado una tutela al Chicó para poder ejercer su derecho al trabajo, y que tiene la carta de libertad del club con lo que es dueño de sus derechos deportivos, un hecho que, según Acolfutpro, ya fue reconocido por Coldeportes. 

Escuche toda la entrevista a Carlos González Puche en este enlace.