Abril 10, 2013

“Si los del segundo piso son entrenadores, que bajen y dirijan”: Leonel Álvarez

A pesar de las dos victorias que consiguió Cali como visitante de forma consecutiva (frente a Itagüí 0-3 y 1-2 ante Pasto), que le sirvieron para ascender al sexto lugar de la tabla en la Liga Postobón, la felicidad no es completa en el equipo.

Este miércoles, ante un pequeño grupo de periodistas que asistieron a la práctica del conjunto en la sede deportiva de Pance, el técnico Leonel Álvarez se quejó de la falta de apoyo que han recibido sus dirigidos por parte de algunos hinchas que se sitúan en el segundo piso del estadio caleño.

"Jugué esto mucho tiempo y sé lo que es sentir una hinchada, pero también sé cuándo una hinchada no respalda a un equipo en momentos difíciles. Yo no sé qué pasa con ese segundo piso pero el jugador se pone nervioso. Se están perjudicando ellos mismos. ¿Sí queremos al Cali o no? ¿Sí le ayudamos al equipo en el momento que lo necesita o no? Si son entrenadores entonces que bajen y coloquen el DT y dirijan, y nosotros nos vamos al segundo piso y les damos ejemplo", manifestó el entrenador.

Debido a que los números del Cali como local no son buenos (ha conseguido sólo 5 puntos de 12 en juego), Álvarez cree que es necesario que en el partido del domingo ante Quindío el público apoye y les dé confianza a los jugadores: "En esto queremos todos ganar, pero necesitamos que todo el equipo, incluido ese jugador número 12 que es la hinchada, se ponga el overol".

El adiestrado paisa, además, destacó lo que hacen los seguidores del Deportivo Pasto, a los que considera un gran ejemplo: Pasto está en la posición que está es por su hinchada. Desde luego hay un trabajo acumulado, pero la hinchada es la que lo lleva a eso. Jugando mal y son aplaudidos; entonces nosotros tenemos que aprender de todo esto, queremos ese jugador número 12".

Durante su jalón de orejas a la afición, Álvarez agregó que "diez hinchas no pueden contagiar a dos mil o tres mil. Entonces, esos dos mil tienen que sacar a esos 10 o 30. Ahí sí estamos empujando el carro como es. Yo estoy muy ilusionado porque sé que esto tiene que cambiar; volvernos ganadores, muy fuertes y esperar que la respuesta sea muy buena".

Para concluir con el tema, el DT le pidió a la afición: "Arrópenos, ayúdenos, les pido encarecidamente el favor a los hinchas. El jugador va a salir con la ilusión de proponer. El que no lo haga, que la hinchada salga y le exija eso, pero no con presión que lo lleve a equivocarse".

Preguntado sobre las cuentas que hace el Cali para clasificarse a los cuadrangulares semifinales, el entrenador fue muy claro: Sobre el papel tenemos a Quindío el domingo; después a Patriotas (de visitante), Petrolera (de local) y Junior (de local). Creo que podemos hacer los 12 puntos y tener ahí la clasificación. ¿Por qué no podemos soñar?", concluyó.