Abril 21, 2013

Once Caldas 2-0 Cúcuta: ni el chaparrón le pudo apagar la pólvora al blanco blanco

Lo que suponía ser un partido de grandes emociones entre dos equipos que se caracterizan por el buen manejo de balón y su vocación ofensiva, se vio amenazado por la fuerte lluvia que cayó en el estadio Palogrande de Manizales y que al minuto 36 obligó al árbitro central Wilmar Roldán a detenerlo.

Antes de la para obligada que amenazó con posponer el encuentro para el día lunes, todavía con terreno seco en Manizales, Once Caldas mostró mejor comportamiento que su rival y tomó ventaja en el marcador al minuto 10 luego de una gran jugada por zona derecha de Mario González y servicio rastrero al centro del área que encontró en inmejorable posición a César Arias, encargado de rematar y vencer al arquero Luis Estacio.

Luego de unos minutos de trámite en los que los equipos no se hicieron mucho daño, la lluvia empezó a caer sobre el Palogrande y con ella llegaron las dificultades; claro más para Cúcuta que perdió a los 30 a Luis Payares tras doble tarjeta amarilla.

Once Caldas, con un hombre de más, encontró el espacio necesario para hacer daño y al 32 estuvo a punto de marcar el segundo gol. Sin embargo, esta vez Arias desvió su remate por encima del arco.

Cúcuta estaba en serios aprietos hasta que vino la decisión acertada de Roldán de detener el partido. Tras la reanudación y con los jugadores otra vez en el proceso de calentamiento de sus músculos, se diluyeron los 9 minutos restantes del primer tiempo sin aproximaciones significativas.

Y si la primera mitad había al espectáculo en deuda por las dificultades climáticas, en el segundo llegarían muchas más emociones. Once Caldas volvió a tomar las riendas del juego, recostó a su rival sobre su mitad del terreno y sobre los minutos 53 y 60 le creó dos oportunidades claras de gol bien sorteadas por el arquero Estacio ante un cabezazo de Gonzalo Cabrera y posterior ‘mano a mano' con Jamell Ramos.

Once Caldas había perdonado pero no estaba dispuesto a hacerlo de nuevo. Fue así como al minuto 62 el ingresado al juego cerca de 50 segundos atrás, Edwards Jiménez, tocó por primera vez el balón y lo envió al fondo de la red. El delantero santandereano aprovechó un servicio perfecto por los aires de Mario González para ganar por arriba y decretar de cabeza el 2-0.

Cúcuta estaba herido de muerte y Once Caldas más crecido que nunca. Los dirigidos por Santiago Escobar siguieron atacando y haciendo volar de palo a palo a Estacio, responsable de que el marcador no se ampliara. El guardameta salvó de forma espectacular ante remates de González, Arias y el ingresado Jorge Daniel Núñez, que tuvo dos oportunidades.

Para acabar de completar la tarde infortunada de los cucuteños, que se pudieron ir goleados, su volante Juan Carlos Quintero vio la tarjeta roja al minuto 81. Ya no había mucho por hacer. Con dos hombres menos la escuadra ‘motilona' sólo se limitó a apretar dientes y esperar el final del juego.

Con la victoria de este domingo en Manizales, Once Caldas llegó a 20 puntos. Cúcuta, que cierra el grupo de los ocho, se quedó en 18 unidades.

En la fecha 13 de la Liga Postobón, Once Caldas visitará a Huila y Cúcuta recibirá a Boyacá Chicó.


La figura:
el arquero del Cúcuta Luis Estacio le detuvo al Once Caldas seis oportunidades clarísimas de gol.


El dato:
Cúcuta no derrota a Once Caldas en Manizales desde el 18 de mayo de 2008.

Formaciones, minuto a minuto y estadísticas del juego

Temas relacionados: