Mayo 24, 2013

Este domingo Cali irá por la clasificación y Medellín por el milagro

Tres triunfos en línea es la carta de presentación con la que llegará el DIM al gramado del estadio ‘sanfernandino', y el Cali, que no sale del empate hace seis jornadas, si desea asegurar su cupo en semifinales no se podrá dejar intimidar por los números ‘poderosos' en la fecha 17 de la Liga.

Conseguir la clasificación ante su gente es el cometido de los dirigidos por Leonel Álvarez, por esta razón, el volante Andrés Pérez aseguró que este domingo será una final ante Medellín y así mismo lo van a encarar.

Por su parte, Diego Peralta, defensor central quien definió el juego ante el DIM como "el partido de la vida", expresó que para evitar recibir goles, todas las líneas deben estar pendientes de recuperar el esférico y no esperar a que éste llegue hasta la zona defensiva.

Ningún ‘azucarero' está amonestado, por lo que Leonel podrá contar con toda su plantilla, a excepción de Juan David Cabezas, quien, según el médico del Cali, a principios de la próxima semana se le daría el alta médica.

Aunque las posibilidades que tienen los rojos de la montaña de avanzar a la siguiente ronda son mínimas, la esperanza es lo último que se pierde y de eso son conscientes, ya que de ganar los dos juegos que restan, quizá les alcance para quedarse con un cupo.

A parte de esta necesidad, Medellín, que no podrá contar con el lateral Dairon Mosquera por sanción, tiene la obligación de seguir sumando para terminar este primer semestre con buena ventaja sobre el último en el tema del descenso.

Quien sí regresará a las toldas rojas, será el lateral izquierdo Jorge Arias, de 20 años, luego de estar mes y medio por fuera de las canchas por una lesión en la rodilla de la cual ya está completamente recuperado.

A este encuentro, Cali llega en la séptima posición con 24 puntos, a 5 del líder, mientras que Medellín se ubica en la casilla 11 con 20 unidades.

El último compromiso entres ‘azucareros' y ‘poderosos' en el estadio Pascual Guerrero, se disputó el 29 de septiembre y quedó 2-0 a favor de los locales gracias al doblete de Diego Peralta.