Septiembre 18, 2013

Medellín no perdió el clásico 2-0 sino 3-0. Además, fue sancionado

La medida disciplinaria, basada en el informe arbitral, fue tomada porque el pasado sábado 14 de septiembre, día en el que se disputó el clásico antioqueño en el estadio Atanasio Girardot, cerca de 20 aficionados del Independiente Medellín invadieron el terreno de juego cuando transcurría el minuto 88, situación por la cual el árbitro Juan Carlos Gamarra se vio obligado a terminar el compromiso.

Además de las dos fechas de sanción, en las cuales no podrán ingresar simpatizantes del ‘poderoso' al Atanasio, el encuentro, que iba perdiendo el DIM 2-0, en definitiva quedó 3-0 a favor del Nacional, ya que el equipo ‘verdolaga' reprochó los sucesos y señaló como únicos responsables a los aficionados rivales.

Acto seguido, como el equipo dirigido por Juan Carlos Osorio oficiaba de local, el Comité Disciplinario le hizo saber que nuevas infracciones darán lugar a sanciones correspondientes, ya que tiene la obligación de garantizar el orden y la seguridad del escenario deportivo.

Temas relacionados: