Noviembre 20, 2013

Nacional, en desacuerdo con sanción que le impuso la Alcaldía de Medellín

Tras el mal comportamiento de algunos supuestos hinchas de Nacional, que el pasado domingo atacaron con balines el bus de Millonarios antes de disputarse la final de la Copa Postobón, la Alcaldía de Medellín decidió no prestarle el estadio al equipo para el partido frente a Itagüí.

Ante la medida, y con la necesidad de buscar un escenario para realizar el encuentro, Nacional hizo pública su desacuerdo.

Comunicado de prensa:

"Informamos a la opinión pública en general y a los medios de comunicación en particular que Atlético Nacional no comparte los hechos de violencia que existen en Colombia y que permean el fútbol y es consciente que es deber de la Alcaldía velar por la seguridad de todos los ciudadanos, pero también se debe resaltar que no son los ciudadanos en general los que deben sufrir las consecuencias de unos actos vandálicos y puntuales que hasta el día de hoy no se han esclarecido y sobre los cuales no se tiene certeza de quiénes los generaron, como bien pudieron haber sido causados por cualquier desadaptado social.

Son todos conocedores de la voluntad férrea del Club Atlético Nacional por el respeto a la convivencia en los partidos de fútbol y nuestro aporte institucional para que en la ciudad de Medellín se puedan llevar a cabo los espectáculos deportivos sin que se presente algún tipo de amenaza a la integridad física y a la vida de las personas; hemos cumplido con todas las exigencias de seguridad y recursos necesarios para el buen desarrollo de los eventos deportivos en el estadio Atanasio Girardot y eso lo hemos demostrado con amplitud y saciedad y no podemos responder por lo que sucede afuera del estadio.

No puede desconocerse que Colombia es un Estado Social de Derecho, fundado en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general (artículo 1º Constitución Nacional). La actitud irresponsable de unos cuantos vándalos y desadaptados no puede afectar a toda una comunidad que se beneficia del deporte y la recreación.

De acuerdo con el segundo inciso del artículo 2º de la Carta Política (norma de normas) , "Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución...Las autoridades de la República están instituidas para proteger a las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares".

En nuestra sociedad prima el interés general sobre el particular, por lo que no podemos con el cierre de un estadio satisfacer los deseos de unos vándalos y sacrificar a toda una hinchada que se comporta como ciudadanos decentes, razón por la cual solicitamos el debido proceso de investigación, individualización y judicialización de quienes manchan con su accionar el fútbol profesional colombiano. Sancionar a un equipo y a su hinchada sin tener la certeza de quiénes fueron los causantes de estos incidentes no es justo ni para el club ni para su hinchada.

Como siempre lo hemos hecho, invitamos que sea la policía la que investigue lo sucedido y no estamos de acuerdo a que de forma radical se cierre un estadio a menos de 48 horas de realizarse el juego, el cual logística y operativamente está en marcha y con parte de la boletería en poder del público y las consecuencias de esta decisión son de alto impacto financiero y moral para el club y para quienes se ganan su sustento en los eventos deportivos.

Además observamos que en otras ciudades del país se han presentado situaciones de este tipo con procesos de judicialización por muerte de aficionados al fútbol y en ningún momento se les cerró las puerta a los clubes, quienes se ven afectados por estas decisiones, consolidando la idea común de que en la Mesa de Seguridad, Comodidad y Convivencia de Medellín, sólo se sanciona, no se educa ni se desarrollan planes pedagógicos que tengan firmes intensiones de construcción.

En Antioquia la más educada, y en Medellín la más innovadora, no cabe la represión sino la educación e invitamos a que seamos innovadores y creativos para propender por la búsqueda de la convivencia en el fútbol.

Lamentamos que después de tanto esfuerzo, entrega, dedicación y ofrecerle a la ciudad recreación y alegrías, ésta sea la forma que se le reconozca al club su buena gestión.

Por último, invitamos que la Comisión Local de Seguridad y Convivencia en el Fútbol trabaje de forma concertada e independiente para poder desarrollar espacios que permitan contribuir a los objetivos para la cual fue constituida", finaliza el comunicado.

Temas relacionados: