Febrero 11, 2014

Fernando González ‘Pacheco’ partió al cielo el mismo día que ganó su Santa Fe del alma

El reloj marcaba casi las 8:00 de la noche del 11 de febrero de 2014, y los cerca de 7.000 mil hinchas que a esa hora se acomodaban de a poco en las graderías del escenario deportivo bogotano, se enteraron por radio de la fatídica noticia: Pacheco había fallecido a los 81 años y dejaba un gran vacío en los corazones santafereños.

Algunos se tomaban la cabeza, otros, sin importar si conocían o no a la persona que tenían al lado, comentaron por varios minutos sobre el infortunado suceso. La partida del actor, presentador, animador y periodista hizo que más de un ojo se encharcara en El Campín.

La noche bogotana era más fría que nunca. El ‘rojo', sin entrar aún al campo de juego, había perdido algo demasiado grande, mucho más que un partido de fútbol. "Hoy hay que ganar sí o sí como homenaje a Pacheco", dijo un hombre con voz entrecortada.

Y es que Pacheco era realmente un ser muy especial. No sólo para los seguidores del ‘león', sino para el fútbol en general.

El nacido en España, y a quien sus padres trajeran a Colombia cuando apenas tenía cuatro años, había ‘criado' a través de la televisión a varias generaciones en medio de comentarios jocosos que llenaban el alma de felicidad.

Su amor por Santa Fe lo transmitía de una forma tan pura que hasta el más acérrimo seguidor de Millonarios, Nacional, América o cualquier otro equipo, respetaba el gusto del denominado ‘animador de Colombia'.

"No sé por qué razón, quizás por el color (o a lo mejor por el buen gusto) los republicanos que llegamos a Colombia huyendo de los horrores de la Guerra Civil Española nos hicimos seguidores del Santa Fe. Recuerdo a mi padre encontrándose con muchos compatriotas en la tribuna de occidental", reveló Pacheco para la Revista Semana en julio de 2012.

Esa misma pasión por el ‘rojo' la expuso el colombiano de adopción cuando Santa Fe, después de 37 años de sequía, se coronó en 2012 campeón del fútbol colombiano por séptima vez en su historia.

"Santa Fe se demoró mucho para darnos esa alegría. Treinta y siete años son muchos, pero tal vez por eso es que estamos tan contentos. Tantos años esperando lo pone a uno preocupado, pero al fin y al cabo llegó el título en buen día, en buen momento y, además, de buena forma; en un limpio juego", aseguró Pacheco en diálogo con la W Radio.

A pesar de que la vida de Pacheco se apagaba de a poco, su corazón se mantenía al ‘rojo vivo'. En el mes de junio del 2013, cuando se encontraba en delicado estado de salud y fue internado en una clínica de Bogotá, el presentador concedió su última entrevista para los micrófonos de Blu Radio. En ella manifestó su gratitud por un obsequio que le hizo el equipo de sus amores. "Santa Fe tuvo la gentileza de enviarme la bandera con la séptima estrella. Espero que ahora me envíen otra con la octava estrella".

Pacheco no pudo ver a su Santa Fe campeón por octava vez, pero seguro, desde el cielo, disfrutó al lado de su primo Guillermo ‘La Chiva' Cortés del homenaje que le hizo su ‘león' del alma con el triunfo 3-1 ante Nacional.

El fútbol está de luto y la familia santafereña tardará un buen tiempo en recuperarse por la partida de uno de sus integrantes más queridos. Paz en su tumba.