Diciembre 1, 2014

América: un grande nunca deja de ser grande

 

Juliana entró en esa etapa del dolor que se llama "negación". No, no niega al América, sigue diciendo que es hincha de su "mecha", pero ahora lo dice con la rabia que generan tres años en la B para un equipo al que ella siempre vio campeón o protagonista. Su negación pasa por el "no puedo creer" con lo que le pasó al Diablo.

 

Uno de los decanos del fútbol colombiano, al ser de los pocos equipos surgidos en la década del 20 que llegó al profesionalismo, el América se convirtió en una pasión popular en Cali: el equipo de los barrios obreros, de las negritudes, del pueblo sufrido que, además, tuvo que padecer una larga sequía bajo la excusa de la más mítica maldición de nuestro fútbol: la de Garabato. VEA ACÁ LAS MALDICIONES DEL FÚTBOL

 

En 1979 cambió la historia, América se convirtió en una máquina de acumular grandes jugadores, títulos y brillo internacional, pero el ingreso de dineros ilícitos le pasó una factura que lo mandó a la B en 2012.

 

Pero el que es grande siempre será grande, y estos son las 5 razones para explicar la grandeza del América:

 

1. Títulos

 

13 veces campeón en Colombia: 1979, 1982, 1983, 1984, 1985, 1986, 1990, 1992, 1997, 2000, 2001, 2002-I y 2008-II (además, ha sido siete veces subcampeón)

VEA LAS 13 NÓMINAS CAMPEONAS

 

1 Copa Merconorte: 1999

 

2. Hinchada

 

América era inmensamente popular en Cali, pero la máquina roja que montó Ochoa Uribe en los 80 lo convirtió en un fenómeno nacional. De pronto, aficionados de todas las plazas se empezaban a vestir de rojo para acompañar a la antigua ‘mechita' humilde, ahora capaz de hacerle frente a los grandes del continente con nóminas de lujo.

 

El impacto de América en Bogotá, los Santanderes y el Eje Cafetero fue notable, y hoy esto se ve reflejado en que allí cuenta con barras organizadas que lo hacen sentir local. Es tal el peso de la hinchada escarlata, que en sus temporadas en la B la categoría, eternamente menospreciada por los grandes medios, tuvo que empezar a ser cubierta.

 

Por supuesto, la presencia del América en la B ha generado abusos, pues clubes que poca gente llevan a sus estadios, o que incluso juegan a puerta abierta, saben que tendrán la taquilla del año cuando los visita el rojo. Por eso hemos visto partidos de la B en grandes escenarios como El Campín o el Metropolitano con localías de Bogotá FC y Barranquilla FC, que habitualmente juegan en escenarios menores como Techo o el Olaya, para el caso capitalino, y el Romelio Martínez, para los atlanticenses.

 

Muchos señalan que precisamente esa popularidad del América, que en su primera temporada en la B fue el club más taquillero del país, incluyendo la A, es la que llevó a la Dimayor a organizar los polémicos cuadrangulares de enero de 2015 para ayudar a ascender a dos de los "históricos" que están en segunda.

 

3: Presencia y reconocimiento internacional

 

Sudamérica temblaba en los 80 cuando la banda de Ochoa Uribe jugaba la Libertadores. América de Cali se ganó un prestigio que aún mantiene a punta de grandes presentaciones internacionales, las cuales lo llevaron a ser subcampeón en 1985 (perdió con Argentinos), 1986 (River Plate fue el verdugo) y 1987 (Peñarol le ganó el título tras un tercer partido de desempate.

 

Además, en esa década fue semifinalista en 1980, 1983 y 1988, y en la siguiente estaría peleando llegar a la final en 1992 y 93. River Plate volvió a amargarle la corona continental en 1996 y en el 2003 fue Boca Juniors el que lo dejó por fuera en semifinales.

 

Campeón de Merconorte en 1999, el nombre de América se convirtió en un referente continental, sinónimo de grandes nóminas y temibles jugadores. Entre sus registros está el ser el primer club colombiano en ganar oficialmente en el Maracaná, cuando venció 1-3 al Flamengo en la Libertadores 93, y aún puede decir con orgullo que es el único equipo de nuestro país en ocupar el segundo lugar del Ranking de Mejores Clubes del Mundo de la IFFHS: pasó en 1996 y sólo lo superó Juventus, que ese año fue campeón de Champions.

 

Lo interesante de la historia internacional del América es que pasó de ser un comprador de jugadores en los 80 y 90, a ser la cantera de varias figuras destacadas en el fútbol internacional de los últimos 15 años: Frankie Oviedo, Jairo ‘Tigre' Castillo, Fabián Vargas, Robinson Zapata, John Viáfara, Pablo Armero, Carlos Valdés, Adrián Ramos, Humberto Osorio Botello, Javier Reina... lamentablemente, por la situación económica del club, muchos no pudieron brillar con la roja.

 

4. Grandes jugadores

 

Los más veteranos recordarán la gran nómina de los 60 con ‘Charol' González, Camilo Cervino y Carlos Montaño, el primer América que estuvo cerca de un título. Sin embargo, la que todo seguidor rojo debe recitar de memoria es la del primer título en 1979: Carlos Gay; Valencia, Pascuttini, Reyes, Chaparro, Caicedo, González Aquino, Alfonso Cañón, Battaglia, Cáceres y Lugo.

 

Los 80 vieron desfilar la mayor constelación de estrellas que ha visto Colombia desde El Dorado y el América, haciéndole honor a su nombre, parecía una selección americana de figuras: Julio César Falcioni, Roberto Cabañas, Ricardo Gareca, Willington Ortiz, Anthony de Avila, Pedro Sarmiento, Daniel Teglia, Víctor Lugo, Pedro Zape, Roque Alfaro, Eduardo Pimentel, Alex Escobar, Freddy Rincón... según informes publicados, el América llegó a tener una nómina de 150 jugadores que prestaba a otros equipos en los 80.

 

Por supuesto, en los 90 las nóminas también fueron de lujo y con la roja brillaron figuras como Oscar Córdoba, Eduardo Niño, Jorge Bermúdez, Wilson Pérez, Jorge ‘Polilla' Da Silva, Orlando Maturana, Wilmer Cabrera, Néstor Fabbri, Adolfo ‘Tren' Valencia, ‘Tigre' Castillo, Wilson Pérez, james Cardona, Oviedo, Leonardo Fabio Moreno, Javier Ferreira, Marco ‘El Diablo' Etcheverri, Foad Máziri, Luis Barbat, Fabián Vargas, Héctor Hurtado, Jersson González...

TOP 14: GRANDES DELANTERAS DEL AMÉRICA

 

5. Impacto cultural

 

30 años de grandes nóminas generaron grandes figuraciones y una gran hinchada. El Diablo, hoy apostándole a la cantera, es inolvidable y se convirtió en un referente cultural gracias, en buena medida, al Grupo Niche que no desaprovechaba oportunidad para hablar de él en sus canciones.

 

 

La frase "América y Cali a ganar, aquí no se puede empatar" hace parte de ‘Cali pachanguero', himno no oficial de la ciudad de Cali, la misma que aún vibra cada 19 de diciembre cuando suena la poderosa voz de Alberto Beltrán con "Aquel 19", que evoca inevitablemente el primer título conseguido esa fecha en 1979.

 

Sin embargo, la vinculación histórica de los Rodríguez Orejuela también dejó una marca histórica para el club, protagonista de múltiples noticias extradeportivas por culpa del que fuera su dueño. Colombia se enteró de qué era la ‘Lista Clinton' gracias a la inclusión del América en ella y en el famoso Proceso 8.000 que investigó la infiltración del Cartel de Cali en la sociedad colombiano terminaron involucrados personajes del club como Pedro Sarmiento, el expresidente Juan José Bellini y Manuel Francisco ‘Kiko' Becerra, viejo integrante de la junta directiva.

CONOZCA LA HISTORIA DE AMÉRICA Y LA LISTA CLINTON

 

Pero la sombra del narcotráfico, que también oscurece a otros clubes, no puede tapar lo que ha representado el América para la cultura popular vallecaucana y colombiana, por eso muchos famosos que vivieron sus años de gloria no ocultan que tienen el corazón pintado de rojo como Carolina Cruz, Marlon Moreno, Mariano Cívico, Giovanni Ayala o Vicky Dávila.