Diciembre 7, 2014

Medellín empató 1-1 con Tolima y continuó invicto en los cuadrangulares

El equipo local, dirigido por Hernán Torres, llegó al Atanasio Girardot con la misión de acumular la mayor cantidad de puntos para poder asegurar un cupo internacional en caso de no ganar la final de la Liga, mientras que Tolima jugó sin opciones de pelear algo, pero con la intención de cerrar correctamente un año en el que alzó el título de la Copa Postobón.

Inicialmente el DIM trató de armar su juego ofensivo por medio del control del balón en mitad de cancha, allí fue importante Cristian Marrugo, quien generó varias opciones que culminaban por los costados con Vladimir Marín y Javier Calle; entretanto Tolima quiso sorprender a los finalistas, con un juego rápido en los pies de Andrés Ibargüen y Marcó Pérez, quien reemplazó al sancionado Yimmi Chará.


Medellín abrió el marcador al minuto 23, por medio de Vladimir Marín, quien realizó de pelota quieta un magnífico remate de pierna izquierda, que se fue acomodando al ángulo derecho del arco defendido por Leonardo Burián.

Tolima respondió al 35'. Yulián Mejía produjó una acción individual por el centro del campo, regateó a tres defensas locales y remató de pierna derecha fuera del área del portero Bejarano, quien no alcanzó la pelota que pegó en el palo izquierdo y se fue al fondo de la red.

Luego del gol del empate, Tolima bajó su intensidad en ataque y Medellín continuó apostando a la posición del balón, la pierna fuerte y el juego en la mitad de la cancha mermaron el partido.

Para el segundo tiempo Medellín salió con toda la intención de volver a poner el encuentro en ventaja, los dirigidos por Torres subieron líneas y profundizaron el ataque por zona derecha, pero luego de quince minutos, la opción más clara la tuvo Marco Pérez; el delantero del Tolima hizo una diagonal hacia adentro y sacó un remate que superó la humanidad del golero Bejarano, pero a diferencia del gol de Mejía, el balón no entró tras pegar en el palo izquierdo, sino que salió desviado a un costado.

Luego de unos minutos de gran empuje por parte de la visita, que incluyeron dos opciones de gol de pelota quieta, Medellín volvió a controlar el partido, gracias al ingreso de Daniel Hernandez y la participación en la generación de juego por parte de Germán Cano.

Los últimos diez minutos de juego, ambos equipos apostaron por un ataque directo, con poca transición en la mitad de campo, lo que generó que en cada ataque resultaran cuatro o cinco jugadores en ofensiva, pero la falta de definición no dejó que el marcador se ampliara para alguno de los dos conjuntos

El ‘poderoso', prácticamente, aseguró cerrar de local la final, puesto que con este empate sumó 41 puntos en el total de la Liga Postobón II y solo podría ser superado por Santa Fe, que suma 39 unidades.

 

Temas relacionados: