Diciembre 17, 2014

Gustavo Costas, el técnico que dejó a un paso de la gloria a Santa Fe

Gustavo Costas se fue satisfecho con el partido que hizo su equipo, con el esfuerzo que hicieron sus jugadores para revertir el marcador adverso en un estadio lleno, con hinchas que apoyaban a los contrincantes: "Feliz, contento de mis jugadores, de lo que hicieron hoy. Era un partido muy difícil, contra un equipo que juega muy bien. En el primer tiempo no estábamos acomodados en el partido. Ellos con los volantes por afuera le ganaban la espalda a Daniel Torres. Por eso en el entretiempo tratábamos de acomodar eso para que Daniel no saliera tanto y no le tomaran la espalda".

El apoyo que recibió el volante de marca santafereño mejoró al equipo y la línea de cuatro que formó Santa Fe en el medio campo en el segundo tiempo cambió la cara del partido. "En el segundo tiempo nos estaban haciendo daño por la izquierda, por el lado de Marín, que subía constantemente; estaba solo. Habíamos puesto a Vargas primero como Omar, de enlace, pero después nos dimos cuenta que teníamos que colocarlo en una línea de cuatro. Pienso que ahí el equipo se acomodó mucho mejor, empezó a manejar el trámite del partido. Yo pienso que después de diez minutos del segundo tiempo fue todo nuestro, que estábamos para hacer uno o dos goles más", remarcó Costas.

El entrenador elogió la actuación de Armando Vargas, quien no había jugado mucho en el semestre por lesión, pero que en los partidos que pudo entrar fue muy importante y que en este fue clave: "De a poco nos fue dando muchísimo. Hoy hizo un gran partido, en el segundo tiempo hizo un grandioso partido, puso pelotas de gol, pateó al arco, tuvo la pelota, cuando tuvo que hacer el esfuerzo de bajar por derecha para cubrir a Marín, bajo".

Temas relacionados: