Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

2-2: empate cargado de emociones entre Once Caldas y el Boyacá Chicó

El ‘blanco’ anotó dos goles con Sergio Romero de pena máxima. Las anotaciones de los ‘boyacenses’ fueron por medio de Efraín Viáfara y Óscar Balanta.

A las 6:00 p.m., el estadio ‘palogrande’ de Manizales fue el recinto para un juego entre dos escuadras urgidas por sumar puntos.

Por un lado, Once Caldas con la ambición de entrar a los primeros ocho lugares de la tabla de posiciones y probar potencia con una afición que le pide entrega y buen fútbol;  y por otro, el equipo ‘ajedrezado’ que iba en busca de su primer triunfo en la Liga Águila.

Se vivió un partido intenso desde los primeros minutos y acelerado en los goles. Los primeros dos los concretó el Chicó gracias a Efraín Viáfara (2’) y Óscar Balanta (4’).

Era un golpe fuerte para  el ‘once’ perder 0-2 tan temprano y en casa. Pero no demorarían en reaccionar hasta llegar un penal a favor, mal sancionado, por el árbitro que se dejó engañar por Johan Arango, quien se lanzó al césped. El tanto del descuento lo hizo Sergio ‘el tiburón’ Romero al minuto 9.

Con las cuentas 1-2, el equipo ‘albo’ se pellizcó para buscar el empate: a los 22’ le anularon un gol,  a los 24’ la pelota pasó por encima del travesaño tras un fuerte remate de Marlon Piedrahíta y, a los 28 minutos, para suerte suya, se anunció el segundo penal por una falta del arquero Luis Estacio sobre Arango.

Otra vez cobró Sergio ‘el tiburón’ Romero para el equipo ‘manizalita’, y  nuevamente fue él quien le dio el segundo grito de gol a su hinchada. Los jugadores de Flabio Torres se abrazaron y celebraron efusivamente la igualdad.

Publicidad

La segunda parte empezó con un partido interrumpido por faltas de ambos equipos, que poco a poco recobraría el dinamismo.

En más de una ocasión el arquero Estacio le quitó la posibilidad al Once Caldas de llegar a la victoria parcial, como ocurrió al minuto 60 cuando contuvo con una mano un cabezazo, de Gustavo Culma, que se dirigía al pórtico.

A los 73’, un error defensivo del Once Caldas al retrasar el balón, motivó a Viáfara a quitarlo rápidamente y direccionarlo al arco. Por suerte para el ‘blanco blanco’, había un jugador para sacar el esférico de la línea.

Los últimos minutos de la segunda mitad fueron tan intensos como los primeros del encuentro, solo faltó el puntazo final.

Ficha técnica:

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial