Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Éder Vergara es un árbitro que se ve nervioso y tiene problemas de control de juego"

Así definió Wilmer Barahona al pito cordobés, que impartirá justicia este miércoles en el duelo de ida de la final entre Nacional y Tolima.

Éder Vergara dirigirá la final de ida de la Liga colombiana entre Nacional y Tolima.
Éder Vergara dirigirá la final de ida de la Liga colombiana entre Nacional y Tolima.
Getty Images

Atlético Nacional y Deportes Tolima se enfrentan este miércoles en el juego de ida de la final de la Liga I-2022. Para el primer 'asalto' de este duelo, que se torna parejo en el papel y que se disputará en el Atanasio Girardot, fue designado el árbitro cordobés Éder Vergara.

Vergara, de la escuela de árbitros de Córdoba, ha dirigido 13 compromisos en este semestre, dos de ellos han sido en los cuadrangulares finales. Será asistido por su paisano Dionisio Ruíz como primer banderín, y por el otro lateral estará Richard Ortiz, de Quindío; mientras que en el VAR estará Jorge Duarte.

Publicidad

En Gol Caracol consultamos con el exárbitro Wilmer Barahona para conocer qué tipo de juez es Vergara y analizar su posible actuación en el juego de este miércoles en tierras antioqueñas.

¿Qué nos puede decir del árbitro Éder Vergara?
"Es un árbitro que se ha caracterizado por tener problemas disciplinarios, permitir que el jugador le proteste airadamente, hay veces que no se tiene confianza, se ve nervioso en algunos momentos y tiene problemas de control de juego. Tengo que manifestar también que en los últimos partidos que ha arbitrado en este semestre le ha ido bien, lo ha hecho bien, ha tomado decisiones acertadas. No es un árbitro, por lo menos del perfil que me gusta para arbitrar un partido de final, porque primero debe ser un árbitro de experiencia en juegos difíciles, de finales, de alto riesgo. Es un árbitro con poca frecuencia, este año va a completar su partido 14-15 y es primera vez que llega a este número; no está acostumbrado a estos partidos y creo que un juego tan importante como este no se puede inventar, ensayar. A los árbitros jóvenes hay que darle oportunidad en la fase clasificatoria y poco a poco soltarlo. Para mí es un mal nombramiento”.

¿Cómo cree que le irá en cuanto le toque tomar alguna decisión difícil dentro del campo?
"Es muy difícil decir cómo le va a ir si le llega a pasar algo difícil o, como le llamo, retos importantes. Si hablamos de situaciones disciplinarias y si me remonto al Éder Vergara que conozco, va a dejar protestar, en el momento que el partido se caliente se le va a salir de las manos porque es un árbitro nervioso, que mañana (miércoles) tome la decisión acertada puede ser también, pero me remonto a los partidos que le he visto. Su característica es que cuando lo aprietan en decisiones difíciles, se pone nervioso".

Publicidad

¿Cuáles son esas cualidades que lo definen como árbitro?
"En cuanto a sus cualidades positivas es un árbitro que corre bien, se ubica bien, que en algunos casos toma decisiones acertadas, me refiero a decisiones técnicas, interpretaciones. Y situaciones por mejorar, la falta de control de juego, la falta de control disciplinario que es el defecto más fuerte que tiene Éder Vergara".

¿Fue el árbitro indicado para dirigir esta primera final?
"No es el árbitro indicado para la final, para mí es un mal nombramiento, creo que había otros árbitros con más experiencia, con más capacidad. Una Comisión Arbitral seria, preparada, debe ir a la fija, entre comillas, porque al mejor árbitro de Colombia se le puede dañar un partido, eso es normal. Pero en un árbitro con mucha experiencia el grado de dificultad, de error, se disminuye. Un muchacho de estos, que es su primer final, que dirige pocos partidos importantes, dirigió el partido Nacional vs. Millonarios pero fue un duelo sin retos importantes; los árbitros buenos, de categoría se conocen cuando hay retos de situaciones importantes".

Publicidad

Es un árbitro localista, tarjetero…
"No lo veo como tarjetero, ni localista. Lo veo como un árbitro que si se equivoca es por sus nervios, y si se equivoca en la parte disciplinaria es porque tiene problemas de control disciplinario, no porque sea localista ni tarjetero, sino porque sus nervios y su poca capacidad de tomar decisiones disciplinarias lo hacen cometer errores".

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial