Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La historia de Gabriel Camargo, el fallecido dueño del Tolima

El lunes en las redes sociales del equipo tolimense se informó sobre la muerte de Gabriel Camargo, quien fue alma y vida de los 'pijaos' en las últimas décadas, logrando salir campeones

Gabriel Camargo
Gabriel Camargo, expresidente del Deportes Tolima, falleció el 21 de noviembre de 2022.
Foto: Deportes Tolima.

Gabriel Camargo Salamanca fue avicultor, ganadero, político y dirigente deportivo, un exitoso hombre de negocios en todos los frentes que se propuso, hasta el 21 de noviembre de 2022 cuando se conoció sobre su fallecimiento, ante una penosa enfermedad que lo afectó en el último tiempo.

Camargo Salamanca, nació en Tunja, Boyacá, el 23 de mayo de 1942. Con cariño recuerda que terminó su bachillerato en el colegio Miguel Jiménez López, donde siempre fue un deportista consumado.

Publicidad

Su contacto con el fútbol, después de haber sido ganadero, avicultor y de crear diferentes empresas en nuestro país, llegó en el segundo semestre de 1979 cuando se vinculó por primera vez al Deportes Tolima, sacó al cuadro pijao del anonimato y lo financió para que brillara en el campeonato colombiano, donde obtuvo dos subtítulos consecutivos (1981 y 1982) y la primera participación en la Copa Libertadores de América (1981).

Como máximo accionista del Deportes Tolima, estuvo durante tres años y medio al frente de la situación económica y deportiva del club. Pero se cansó de ponerle el pecho a la brisa en solitario y de enfrentar a una afición triunfalista que tampoco respondió con su apoyo a la hora de comprar una boleta para llenar el estadio. Por eso, le devolvió el equipo a la ciudad y se marchó para dedicarse exclusivamente a la crianza de pollos y al engorde bovino.

Doce años más tarde regresó como el gran benefactor del Tolima cuando descendió en 1993. Volvió a invertir su patrimonio para rescatar al equipo y llevarlo una vez más a los primeros lugares. Como dirigente consiguió su primer título en 1994 al coronarse campeón de la Copa Concasa, devolviendo la escuadra pijao a la categoría A del balompié colombiano.

Publicidad

El sueño de ver al hijo adoptivo con la primera estrella en su escudo se cumplió nueve años después, en el segundo semestre de 2003. Camargo demostró ser un hombre que alcanza sus metas sin importar cuantos obstáculos tenga que vencer.

Como dirigente deportivo, Gabriel Camargo ha ganado dinero con el Deportes Tolima, pero también ha perdido. Más que un negocio, el fútbol ha sido una gran pasión, que le deparó su momento más excitante en el estadio Pascual Guerrero el domingo 21 de diciembre de 2003, día en que por fin pudo celebrar el título de su equipo en la máxima categoría del balompié colombiano.

Publicidad

En 2005 cuando el club 'pijao' cumplió medio siglo de existencia, Camargo Salamanca retornó a la silla presidencial que le había cedido al bumangués Jorge Enrique Rueda.

En la era Camargo, Tolima fue campeón de la Copa Concasa 1994, de la Liga II-2003, de la Copa Colombia, de una nueva Liga I-2018 y la Liga I-2021.

Camargo se convirtió en el gestor para que el Tolima asistiera a eventos internacionales como las nueve participaciones en la Copa Libertadores (1982, 1983, 2004, 2007, 2011, 2013, 2019, 2020 y 2022), dos copas Conmebol (1996 y 1997) y nueve Copas Sudamericanas (2006, 2010, 2012, 2015, 2016, 2017, 2019, 2020 y 2021).

Publicidad

Uno de sus mayores legados, aparte del equipo profesional y sus cinco títulos, es la sede deportiva San Gabriel que construyó al lado del aeropuerto Perales de Ibagué. Invirtió cuarenta mil millones de pesos en un centro deportivo que cuenta con seis campos de entrenamiento con los más altos estándares de tecnología en cuanto a grama, camerinos, gimnasio, oficinas administrativas y hotel de concentración.

Publicidad


Por todas esas razones, la familia de Gabriel Camargo Salamanca recibió muestras de afecto y dolor por su partida de un buen número de futbolistas colombianos, técnicos y de los clubes adscritos a la Dimayor, como quiera que marcó el camino de un Tolima que cada día es más respetado y sólido.

Por Nelson Enrique Ascencio
Periodista Gol Caracol

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial