Abril 30, 2016

Martín Arzuaga e hinchas del Real Cartagena protagonizaron una pelea en el último entrenamiento

Varias versiones que presenciaron el hecho, afirmaron que el jugador cayó en las provocaciones de los integrantes de la barra, que eran aproximadamente entre 15 y 20 personas, y retó a varios de ellos para que se fueran a los golpes.

Real Cartagena informó que Arzuaga fue agredido por integrantes de la barra Rebelión Auriverde Norte. Además que varios compañeros intentaron defenderlo, pero que fueron atacados con puñales por los barristas.

Este fue el comunicado de Real Cartagena:

Real Cartagena informa a la opinión pública, medios de comunicación, y a la Policía Metropolitana de Cartagena, que 15 vándalos pertenecientes a la barra Rebelión Auriverde Norte, atacaron física y verbalmente al jugador Martín Arzuaga, y cuando sus compañeros intentaron defenderlo, fueron amenazados con puñales y cuchillos. Estos hechos se presentaron después del entrenamiento este viernes 29 de abril en el estadio Jaime Morón.

Esta no es la primera vez que estos mal llamados ‘hinchas' asisten a los entrenamientos del club con la finalidad de insultar a nuestros jugadores. En varias ocasiones se les ha llamado la atención, exigiendo respeto por la integridad física y moral de nuestra familia auriverde.

Real Cartagena respalda al 100% al jugador, y no acepta ningún tipo de violencia contra nuestra institución. Es increíble que estando el equipo de tercero con los mismos puntos del segundo en la tabla de posiciones del Torneo Águila y primeros, invictos, del grupo A en la Copa Águila, estos desadaptados amenacen a nuestros jugadores con cuchillos y pongan en peligro la integridad de todos.

En las próximas horas se anunciará el cierre de la tribuna sur por dos fechas, y si esta barra reincide en cualquier hecho de violencia se cerrará de manera definitiva.

Acudimos a nuestro alcalde Manolo Duque, al director del IDER Hernán Pertuz, y al gobernador de Bolívar Dumek Turbay, para que entre todos busquemos estrategias para erradicar definitivamente la violencia del fútbol en Cartagena.

 

En ciudades como Bogotá y Medellín se han tomado duras medidas ante estos actos de vandalismo y se han visto buenos resultados. En la heroica el fútbol debe ser sinónimo de entretenimiento familiar.

Por su parte, la barra también se pronunció y afirmó que sí hubo integrantes que le exigieron al jugador que corriera más, pero que el delantero no se aguantó las críticas y fue directamente a la tribuna a golpear a una de las personas que lo estaba agrediendo verbalmente.

Este fue el comunicado de la barra Rebelión Auriverde Norte:

Un grupo de integrantes de la barra (entre 15 y 20) asistieron como es costumbre al entrenamiento de Real Cartagena, en fotos subidas por la misma página oficial del equipo se puede constatar que la presencia que se hace en los entrenamientos siempre es amena y de fraternidad con los jugadores, terminando usualmente dichas prácticas en conversaciones futboleras entre los mismos, como se puede constatar por El registro fotográfico que el mismo club realiza.

Al desarrollarse la práctica un grupo de los asistentes le exigió al jugador Martín arzuaga "correr más", crítica o exigencia común hacia un jugador de fútbol profesional. El jugador seguramente harto de que las únicas críticas de la hinchada sean dirigidas hacia él, entre otras cosas por su visible sobrepeso y por su poco aporte a la hora de anotar, SUBIÓ A LAS GRADAS donde se encontraban el grupo que lanzó el comentario y los increpó, llegando a manotearlos, tumbarle el celular a uno de ellos y gritarles con duras palabras que involucraban a las madres de los mismos, llegando incluso a invitarlos a pelear, siendo está acción detonante de la situación que ya todos y todas conocemos.


Ante lo anterior nos permitimos informar que:

1. Reprochamos la forma como integrantes de nuestra organización respondieron ante la actitud del jugador, en ningún momento la forma de mediar dicha situación o cualquier otra debe ser la violencia.

2. Le recordamos al jugador que como figura pública está expuesto siempre a las críticas, lo cual creemos también hace reprochable su actuación.

3. Estaremos atentos a los llamados que hagan las autoridades con respecto del caso.

4. Recordamos que no existe ningún antecedente reciente de uso de la violencia como herramienta para la resolución de un conflicto y que por el contrario nuestra posición ha sido la del diálogo y la tolerancia, fe de eso la pueden dar la Policía comunitaria y la Comisión local para la seguridad, comodidad y convivencia en el futbol.

5. Invitamos al jugador y a la institución que si están tan seguros de su versión instalen las denuncias pertinentes ante las autoridades pues de ser así el hecho constituye un delito.

6. Le recordamos a Real Cartagena que como dueño del espectáculo está en todo el derecho de decidir que tribunas abre o cierra, pero que independiente a eso tenemos derecho por ley a ser ubicados en una tribuna. Y además que en el estado colombiano no se castiga al colectivo sino al individuo, en caso tal de existiese alguna sanción esa la debe determinar la Comisión local de fútbol y la asumiríamos siempre que esta respete nuestro derecho al debido proceso.

Temas relacionados: