Noviembre 27, 2016

Los secretos de la plantilla del América, contados por el utilero

Cuando tenía apenas 19 años se le "dio la oportunidad" de ser parte del América de Cali: "Llegué como canchero a la sede El Naranjal (Av. Pasoancho con carrera 72), un hermano mío ya trabajaba en el América", recuerda Rodrigo Mezú, quien es el utilero del equipo vallecaucano, que sentenció su vuelta a la A este domingo en el estadio Pascual Guerrero.

Luego de pasar cuatro años encargándose de que los terrenos de juego estuvieran en perfecto estado, pasó a su cargo actual, oficio en el que ya acumula 18 años.

"Uno de los muchachos se enfermó y me preguntaron que si era capaz de atender una categoría", confesó Rodrigo, quien no dudó en aprovechar dicha oportunidad.

Ya con esa experiencia acumulada, Mezú ha tenido que sacrificar tiempo por estar pendiente a toda hora de los jugadores escarlatas. "Prácticamente mi primer hogar es América. He tenido muchos problemas con mi familia por eso, pero ellos entienden que todo es por una buena causa", contó en charla con GolCaracol.com.

Tiene dos hijos con su esposa Mercedes González, Stefani, de 22 años, y Juan Diego, de 16, quien comparte la misma pasión americana con su papá, ya que desde hace una década juega de arquero en las divisiones inferiores del tradicional equipo vallecaucano.

Estar ligado al conjunto caleño le ha traído muchas alegrías a Rodrigo. Así manifestó: "En América he vivido cosas muy hermosas, como el título del 2008 porque ya estaba con el plantel de la profesional".

Pero no olvida lo duro que fue el episodio de perder la categoría, en diciembre de 2011: "fue algo muy triste, el golpe más bravo que yo he tenido en América ha sido el descenso, fue como si arrancaran una parte de mi vida. Han sido cuatro navidades bastante amargas, hay que tener mucho coraje para poder superarlo".

Pese a estas adversidades, Rodrigo le pone buena cara a su labor para que todo salga bien en cada juego.

"Los utileros llegamos dos o tres horas antes del partido para tener todo bien ‘alistadito' y que cuando lleguen los muchachos sea a poner su granito de arena en la cancha, sin preocupaciones de que les falte algo. Somos los primeros en llegar y los últimos en salir", esa es la rutina de Rodrigo Mezú cada que hay fecha.

Rodrigo no sólo ha sido testigo de todo el sufrimiento que han pasado jugadores, cuerpos técnicos, directivos e hinchas en estos cinco años en la B, también conoce cada detalle de los futbolistas que actualmente conforman el plantel americano. Esto nos contó:

¿Qué cábalas hay entre los jugadores?

"Harol Martínez y Diego Hérner siempre juegan con pantaloncillos negros. Ernesto Farías juega con un par de guayos, pero siempre en la banca deben estar los otros que tienen los nombres de toda su familia, si ha hecho gol sigue con los mismos del primer tiempo; pero si no marca, se los cambia para el segundo".

¿El jugador más organizado?

"Este es un grupo bastante organizado".

¿El más desordenado?

"Afortunadamente no hemos contado con jugadores desorganizados, como Héctor ‘El Vagón' Hurtado, que dejaba tirada hasta la billetera (risas)".

¿El jugador más recochero?

"Steven Lucumí y Aníbal Hernández, están por ahí y le cogen todo a uno (risas)".

¿El encargado de la música en el camerino?

"Juan Camilo Angulo".

¿El jugador más religioso?

"Efraín Cortés, Camilo Ayala y Jhonny Vásquez, antes de empezar el partido siempre están con la Biblia".

¿El jugador más puntual?

"Ernesto ‘El Tecla' Farías. Es un jugador que está llegando a las 6:15 a.m. al entrenamiento, que por lo general comienza a las 7:30 a.m.".

¿El que se queda trabajando después del entreno?

"También Farías, después de los entrenamientos se va al gimnasio a seguir fortaleciendo".

¿El jugador que más guayos tiene?

"Carlos Bejarano tiene 11 pares y Aníbal Hernández, siete".

¿El jugador más serio?

"Cristian Martínez Borja y Jonny Mosquera".

¿El líder dentro y fuera de la cancha?

"El líder siempre es David Ferreira, está al mando de todo".

¿Quién se encarga de las celebraciones en los goles?

"Steven Lucumí es el que saca los pasitos".

¿El jugador que más pide camisetas para los partidos?

"El que más camisas lleva es Jonny Mosquera, por lo general, y Cristian Borja. ‘El Tecla' es uno de los que más camisas pide".

¿El más carismático con la hinchada?

"‘El Tecla' Farías".

¿El que pide más cambio de camisetas con rivales?

"Normalmente no cambian, sino que las regalan".

¿El más exigente a la hora de lucir bien su atuendo deportivo?

"Juan Camilo Angulo, juepúchica, dice que los guayos se le están decolorando, es uno de los más cansones (risas). También David Ferreira, los petos tienen que estar impecables, prácticamente le tengo que tener un peto nuevo para cada partido".

¿El jugador que más tatuajes tiene?

"Aníbal Hernández".

¿Cómo ha cambiado este América con la llegada del técnico Hernán Torres?

"Ha cambiado en un 100 %, es un grupo muy maduro, los pelados se han acogido a lo que los mayores quieren y eso es muy importante porque así todo el grupo sabe hacia dónde va".