Noviembre 27, 2016

Los otros estandartes del ascenso de América a la Primera División del fútbol nacional

En medio de la nómina del América que ascendió este domingo a la Primera División del balompié de nuestro país hay jugadores que sobresalieron con buen rendimiento, liderazgo y protagonismo e integraron la columna vertebral que armó Hernán Torres.

Y así, el arquero Carlos Bejarano se quedó con el puesto, que en un principio había ocupado el uruguayo Pablo Sebastián Fuentes, y brindó seguridad desde la zona posterior. A los 31 años, el chocoano encontró la importancia que buscaba al haber salido del Medellín.

En la zona defensiva, para este semestre fue un total acierto la contratación de Efraín Cortés, quien regresó a Colombia después de varias temporadas en México para jugar con el Huila y posteriormente con los escarlatas.

El vallecaucano aportó a su reconocidad velocidad, aplomo, fuerza y presencia y desde atrás se hizo respetar de los rivales.

Pasando a zona media del campo es obligatorio resaltar la fortaleza, fuerza y enjundia que puso Camilo Ayala, quien fue uno de los de puntajes parejos fecha a fecha y con un importante número de partidos jugados.

Incluso, el antioqueño ha llevado la franja de capitán de los ‘diablos rojos' y conservó su puesto alternando con hombres como Yhony Hinestroza y Jhony Vásquez.

Pero además del orden y el buen funcionamiento defensivo, en el América también se dio equilibrio en la ofensiva. Y ahí apareció para decir presente el jovencito Jeison Lucumí, de 21 años, quien volvió a retomar su nivel que lo llevó a figurar en selecciones Colombia juveniles.

Lucumí se ha convertido en el diferente por su picardía, velocidad y también ha marcado goles fundamentales ahora en cuadrangulares.

Y en delantera, el gran acierto de los rojos fue la contratación de Cristian Martínez Borja, quien hizo una gran dupla de ataque con el argentino Ernesto ‘la Tecla' Farías.

Martínez Borja acumuló 11 goles y aparte de celebrar, también a punta de ganas y del sentimiento por la camiseta se echó el bolsillo a los aficionados, que lo ven con admiración y respeto.

Temas relacionados: