Agosto 17, 2013

América va por una victoria y espera un tropiezo de Fortaleza para ser líder de la ‘B’

Pasado un tercio de este Torneo Postobón II, ya los equipos empiezan a engranar en lo futbolísticos y a señalar el camino de los ocho, aunque con varios partidos pendientes aún, sobre todo el América de Cali con dos. Fortaleza y Real Cartagena, los dos primeros de esta competición, son los dos únicos representantes de la B en Copa Postobón.

 

El domingo, en un bufé de partidos, Real Santander quiere saber nuevamente lo que es ganar tras cuatro partidos (con dos derrotas -ambas en casa- y dos empates). Visita a un necesitado Universidad de Popayán que desde el semestre pasado no despierta y quiere sumar por primera vez en este Torneo de a tres. Luego Uniautónoma, que parece venirse en alza con la última victoria por 2-4 a domicilio ante Real Santander y desplegando un juego, recibe a Jaguares que quiere seguir en los ocho y que de los últimos 12 puntos ha sacado 8.

A la misma hora, a las 3:00 de la tarde, otro de los equipos que aún no conoce la derrota este semestre, Fortaleza, querrá afianzarse en lo absoluto al liderato, pero tendrá al frente a un Rionegro que cada semestre, a pesar de las bajas, demuestra un fútbol con balón, ofensivo y prosperando jugadores. Fortaleza es uno de los dos que representa a la segunda categoría del fútbol colombiano en Copa. Como curiosidad, ambos son de los equipos que más sufrieron bajas para este semestre.

El mismo domingo, pero media hora más tarde, es decir, a las 3:30, Bucaramanga vuelve al Alfonso López y espera hacerlo con pie derecho, porque tras el buen arranque del cuadro ‘Leopardo' sacando siete puntos de nueve (cuatro a domicilio), el equipo no conoce lo que es ganar hace tres jornadas y, para rematar la faena, fue eliminado entre semana en Copa por el Real Cartagena. Barranquilla, su rival de curso, busca traerse los tres puntos: el equipo se va entendiendo poco a poco, y ha sumado del Junior a Chunga, Nieves, Reyes, Rodríguez y Soto.

En un partido de poco calibre, pero que también han mucho en disputa, está Llaneros-Bogotá como banquete al fútbol táctico y a ras de piso, pero que Bogotá nada que despierta y contará con la baja de Nectalí Vizcaíno, su hombre más importante. Llaneros querrá resarcirse con su público, por lo que no fue capaz de quedarse con los 3 puntos ante Unión Magdalena por la quinta jornada, y llega a ésta al caer por 2-1 en su visita al Alberto Grisales de Rionegro.

Para el lunes festivo, como partido menos destacado y a las 3:00 de la tarde en Cali, Dépor Aguablanca buscará su segunda victoria y hacer de su campo un fortín, donde este semestre, de cinco partidos disputado, sólo ha jugado uno y empató 2-2. Unión Magdalena, subcampeón del semestre pasado, hizo el esfuerzo de mantener la base del equipo y sumar más calidad, pero el equipo no ha gritado en cinco jornadas la euforia de los tres puntos, así fuese sobre el pitido final. Los samarios llegan de caer por Copa Postobón, nuevamente por el dolor de cabeza de los penales, ante el Deportivo Cali.

El plato fuerte de la jornada lo marcan Real Cartagena-América de Cali el 19 de agosto a las 5:30 en el Jaime Morón. Real Cartagena, segundo en la clasificación y que está en cuartos de Copa Postobón, tendrá al frente la dura visita del ‘Escarlata' que no conoce lo que es perder por Torneo, pero sí por Copa ante Fortaleza en los dos partidos de la eliminatoria por un sorprendente marcador global de 5-1. Los caleños dirigidos por Diego Édison Umaña cuenta con dos partidos pendientes ante Cortuluá (por la tercera jornada, se disputará el 18 de septiembre) y ante Bogotá (por la primera fecha, se llevará a cabo el 4 de septiembre).

La séptima jornada la cierran Pereira-Expreso Rojo. Los cafeteros tuvieron un soporífero arranque, pero se han sabido resarcir, llegando incluso a una racha de cuatro partidos sin conocer la derrota y con dos victorias al hilo. ‘Kiko' Barrios ha suplido la baja de los más experimentados y con recorrido a base de jóvenes con buen pie, destacando a Cardona-Posada que es su doble pivote. Al frente un Expreso Rojo que siempre pone las cosas difíciles y, sobre todo, rocosas; el América lo sufrió, porque ha sido al único equipo que no le ha podido ganar, incluso marcar en este segundo torneo.