Junio 29, 2011

Perú finalizó con victoria su ciclo preparatorio

Para el conjunto peruano, el encuentro suponía una necesidad para el técnico Sergio Markarián de probar nuevas variantes, a consecuencia de las lesiones que ha sufrido en las últimas semanas.

Sin Claudio Pizarro o Jefferson Farfán, que se perderán el torneo regional por lesión, Markarián planteó un once inicial en el que Paolo Guerrero era el único punta.

Desde el inicio, Perú salió asumiendo su posición de local con el dominio de la pelota, mientras trataba de alcanzar el área rival por las bandas donde Luis Advíncula por la derecha y André Carrillo por la izquierda eran los encargados de buscar la ocasión.

Sin embargo, las ocasiones no se hacían presente a pesar de los esfuerzos de Perú y gracias al trabajo de la defensa senegalesa, que aprovechaba su mayor presencia física para evitar la llegada de los peruanos, recuperar la pelota y tratar de construir jugadas de contraataque.

De hecho, los dos equipos mostraron los mismos problemas, aunque eran las escuadras eran capaces de llevar la pelota hasta las cercanías del área local, allí se quedaban sin argumentos y eran incapaces de crear peligro ante unos arqueros que casi no intervinieron en todo el primer tiempo.

El segundo tiempo presentó a un equipo peruano con más capacidad para crear peligro pero con la misma falta de pegada final. En el minuto 47, y tras un saque de esquina, Advincula logró un centro al área chica que Carlos Zambrano conectó de cabeza para mandarla fuera por muy poco.

Fue un primer aviso que tuvo poco después varias réplicas, la más clara en el 52, cuando el arquero y la zaga senegalesa tuvo que esforzarse para evitar un tanto que a punto estuvo de llegar en hasta tres ocasiones.

La peor noticia del encuentro para Perú llegó en el minuto 62 cuando Carlos Zambrano, que había ingresado tras el medio tiempo, pidió el cambio por una lesión que, a falta de confirmación, podría alejarlo de viajar a Argentina con el resto de la escuadra.

Siguieron más ocasiones para los locales, al contrario que Senegal que, sobre todo a raíz de la expulsión de Moustapha Kasse por una fuerte entrada, parecía desaparecer sobre el campo de juego.

Cuando parecía que el encuentro iba a terminar sin goles, apareció Paolo Guerrero en el minuto 89 para recibir dentro del área de espaldas al arco, girar y conectar un disparo que valió la victoria para su equipo.

Al final, Senegal, que había mostrado un juego rudo durante todo el segundo tiempo, terminó el partido con nueve a raíz de la expulsión de Stephan Badji en el minuto 92 por una muy dura entrada a Guerrero.

Temas relacionados: