Junio 29, 2011

Sergio Pezzotta se unió a la Copa América en medio de polémicas

Pezzotta aseguró que al finalizar el primer tiempo del partido River Plate-Belgrano, disputado en el estadio 'Monumental' y que finalizó con un empate con el que el local perdió la categoría, fue amenazado de muerte en el vestuario por miembros de un grupo violento del River Plate.

La denuncia fue corroborada por el secretario general del Sindicato de Árbitros (SADRA), Guillermo Marconi, quien afirmo que la zona donde está el vestuario en el estadio riverplatense había sido "liberada" por la policía para facilitar el propósito de los "barra bravas".

"Que la policía libere una zona en los vestuarios durante el entretiempo del partido con Belgrano, con 60.000 personas en el estadio, para que los "barra bravas" identificados con la ropa de River vayan a amenazar de muerte a Pezzotta es una locura", aseguró Marconi

"Por esta razón, además de la instancia deportiva en el Tribunal de Disciplina de federación (AFA), acudimos a la Justicia, a través del Ministerio de Seguridad. Por lo pronto, ya relevaron a los responsables de la operación policial de ese día", agregó.

Pezzotta tuvo, desde que terminó el partido hasta que viajó a Cordoba, custodia policial en su casa de la ciudad de Rosario, lo cual solicitó después de que los hinchas violentos le dijeron que le matarían si no pitaba un penalti.

"River está muy complicado en todos los aspectos, porque tiene tres expedientes abiertos por hechos de violencia. El primero por los hinchas que entraron al campo de juego en Córdoba, en el partido de ida de la Promoción, para amenazar a sus jugadores, el segundo por los incidentes en el Monumental y el tercero por lo de Pezzotta", precisó.

"Pezzota se aguantó las amenazas y salió a dirigir el segundo tiempo cuando podía haber suspendido directamente el partido. Pese a eso lo hizo bien y no incidió en el marcador, porque River descendió por cuestiones deportivas y nada más", indicó Marconi.

El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires reclamó durante una reunión del Comité de Seguridad, que el River Plate sea sancionado con la clausura de su estadio por veinte jornadas, con lo cual no podría jugar en casa durante un año.
Mientras, el Tribunal de Disciplina estudia la posibilidad de quitarle puntos al River cuando comience el torneo de la Segunda División, denominado Nacional B.

Informaciones extraoficiales indican que las obras para poner en condiciones el Estadio demandaran un millón de dólares, tras los destrozos efectuados por hinchas violentos.

El 'Monumental' es el escenario elegido por los organizadores de la Copa América para albergar la final, el prócimo 24 de julio.