Julio 7, 2011

El equipo del Bolillo se roba todas las miradas en Argentina

Un día después del empate sin goles entre Colombia y Argentina, a Hernán Darío "Bolillo" Gómez y sus pupilos les llueven los elogios por haber desesperado a Lionel Messi y al resto de sus compañeros, maniatados todos ellos desde el primer minuto.

Colombia cuenta con jugadores que van alcanzando sus madurez en Europa y que con "Bolillo" saben trasladar sus cualidades a una selección ausente en los últimos tres mundiales (Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010) y que mira hacia Brasil 2014.

Contra Costa Rica supo tener la selección cafetera el balón y atacar, a la que pudo hacer algún gol más, y casi con el mismo once titular mostró ante Argentina nivel defensivo, orden y capacidad para generar ocasiones de peligro. Le faltó acierto.

Cuatro puntos tras 180 minutos y un solo gol logrado por Adrián Ramos, una mezcla de medio ofensivo y delantero al que le sobra zancada, bien secundado por los mejores movimientos de Fredy Guarín y Falcao. Faltó ante Argentina el gol que falló Dayro Moreno.

Sobresalieron en el centro del campo Abel Aguilar y Carlos Sánchez, una dupla que oxigena a Guarín en su faceta más ofensiva, y que impone su físico para nublar la creatividad del rival.

Dos defensas con más proyección ofensiva de la Copa son Pablo Armero (Udinese) y Juan Camilo Zúñiga (Nápoles). Argentina sufrió con ellos y amenazan con repetir actuación en los siguientes choques.

Mario Yepes se bastó para cerrar la puerta de la zaga ya que estaba bien acompañado por la rapidez de Luis Perea. Mención especial merece Luis Martínez, que partía por detrás del joven David Ospina, lesionado, y que supo adueñarse del marco de la "cafetera" en los dos partidos.

Y lo que le queda por enseñar a Colombia es mucho. Anchico (Pachuca) y los descubrimientos del Udinese Zapata y Cuadrado son complementos con futuro que se guarda el "Bolillo" en la manga.

‘Bolillo', pieza clave

Es precisamente el técnico la cabeza visible del resurgir una selección colombiana a la que conoce bien. Vive su tercera aventura tras haber sido segundo de Francisco "Pacho" Maturana, ahora director deportivo, en los mundiales de 1990 y 1994 y de estar al frente de la selección que acudió a Francia en 1998.

Colombia alzó el título de la Copa América en 2001 con una buena generación de futbolistas y antes, 1987, 1993 y 1995, logró tres terceros puestos, méritos que quiere repetir en Argentina 2011.

En la Copa América con menos goles de la historia hasta la fecha, a Colombia le ha sobrado con uno y una buena imagen ante la anfitriona para ser portada de los principales periódicos deportivos aunque aún no tiene ni el pase a cuartos asegurado.